La industria alimentaria apuesta por las redes sociales para comunicarse

La industria alimentaria apuesta por las rrss

Según el informe Retos y Perspectivas de la Industria de Alimentación y Bebidas en España de KPMG y FIAB el precio de los productos será el factor que más pesará en el comportamiento del consumidor en los próximos años. El 42% de los directivos del sector señala que el reto más inmediato al que se enfrentan las compañías es el de mantener los márgenes.

Contenido relacionado

Las redes sociales son el medio más relevante en la comunicación con el consumidor, según manifiesta el 31% de los directivos de empresas españolas de la industria agroalimentaria. Según el informe Retos y perspectivas de la industria de alimentación y bebidas en España, elaborado por KPMG en colaboración con la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), este canal supera al marketing en el punto de venta (elegido por el 30%) y a las acciones promocionales a través de medios tradicionales como la televisión o la prensa (20%). Estas respuestas, fruto de una encuesta realizada a 107 directivos de la industria agroalimentaria española entre noviembre y diciembre de 2014, muestran la gran transformación digital que está experimentando el sector.

El avance de la digitalización en la sociedad actual está generando una transformación importante en el proceso de toma de decisiones por parte de los clientes. El nuevo entorno les permite estar permanentemente conectados y con acceso a la información que necesitan. Así, las redes sociales posibilitan acceder a las experiencias y opiniones de otros usuarios. De esta manera, el cliente pasa de ser un agente pasivo a uno más participativo.

Para Carlos Peregrina, socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG en España, “sin duda, la digitalización es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la industria de alimentación y bebidas, aspecto que está transformando el mercado y que se une a los objetivos de internacionalización eficiencia. Tanto los nuevos canales de venta, como de pagos, de movimientos en redes sociales y cualquier otro relacionado con el mundo de internet deben formar parte de la toma de decisiones estratégicas por parte de las empresas del sector”.

Sobre qué factores marcarán la evolución del comportamiento de los consumidores en los próximos años, el 28% señala que lo más determinante será el precio de los productos, seguido del 26% que indica que será el comercio online, en igual porcentaje que la proximidad de las tiendas (26%).

Por su parte, Mauricio García de Quevedo, Director General de FIAB, explica que “una industria como la de alimentación y bebidas, que tiene que competir en un mercado global, ofrecer los mejores productos de la manera más adecuada a la población y mantener la fidelidad de un consumidor, debe necesariamente atender a una infinidad de nuevas fuentes de opinión e información para mantener su rol de primer sector industrial del país”. Específicamente sobre el comercio online, la experiencia positiva de compra a través de internet será el factor más relevante para que continúe su desarrollo en el sector, según manifiesta el 49% de los participantes en el sondeo. Será determinante también para la pujanza de este canal de venta que la logística se adapte a las necesidades del cliente, piensa uno de cada tres entrevistados. El desarrollo de nuevas aplicaciones móviles (10%), las iniciativas colectivas en colaboración con otras empresas, el canal online directo de los fabricantes y los medios de pago son también otros factores relevantes citados para el desarrollo del comercio online en el sector.

Mantener márgenes, principal reto a corto plazo

A corto plazo, el reto más inmediato al que se enfrentan las compañías es la capacidad para mantener los márgenes, según el 42% de los directivos, por delante de las mejoras operativas y de reducción de costes de estructura (31%). A la hora de concretar en qué aspecto se centra principalmente la acción de la compañía en el mercado español para hacer frente a la coyuntura económica, el 36% de los encuestados cita la política de precios, seguido de la reducción de costes de fabricación. De cara al futuro, las palancas de actuación más relevantes para el crecimiento de las empresas son la rentabilidad del negocio (25%) y la internacionalización (21%).

En el plano regulatorio, la Ley de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria va a permitir una mayor transparencia y equilibrio en las relaciones comerciales entre operadores, a juicio de uno de cada cuatro participantes en el sondeo. Los directivos, en menor medida, consideran también que esta nueva normativa va a permitir una competencia más justa y también aumentar la eficacia y competitividad.

Sobre las prioridades de inversión de las compañías actualmente, el 29% de los directivos señala los procesos de eficiencia en costes, mientras que un 19% indica la expansión geográfica y la publicidad y el marketing en cada caso. En cuanto al aspecto principal en la empresa en relación a la I+D, el 55% identifica los proyectos orientados al desarrollo de nuevos productos.

El informe ‘Retos y perspectivas de la industria de alimentación y bebidas en España’, realizado en el marco del II Madrid Food&Drink Summit, recoge las sensaciones y perspectivas a corto plazo de los directivos del sector en un momento clave para la industria. Este futuro está marcado por la búsqueda de mercados exteriores, la rápida adaptación al entorno digital y la capacidad para aprovechar las sinergias que faciliten una mayor eficiencia en los procesos.

Contacta

 

Solicitud de propuesta

 

Enviar RFP

La nueva plataforma digital de KPMG

La nueva plataforma digital de KPMG