La entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo

Llega el momento clave. No dejes lugar a la improvisación

Llega el momento clave. No dejes lugar a la improvisación

Cómo afrontar la entrevista

La entrevista de trabajo es el paso más importante al que te enfrentarás a la hora de encontrar empleo. Todos los pasos anteriores en el proceso de búsqueda tienen el único objetivo de conseguir llegar a una entrevista personal, así que si lo consigues… no lo desaproveches! Te recomendamos que prepares bien cada paso, que domines la situación en todo momento para que puedas mostrarte tranquilo y seguro de ti mismo.

Se pueden realizar diferentes tipos de entrevistas: curriculares, por competencias, estructuradas, desestructuradas, … y con distintos entrevistadores (técnicos de RRHH, personas del negocio, futuro supervisor etc.). Pero en todos los casos nos enfrentamos a una persona que va a evaluarnos y a tomar decisiones respecto a nuestra candidatura. No podemos predecir qué es lo importante para el entrevistador o qué tipo de persona busca para una posición en concreto. Por eso lo mejor es ser sincero y comportarse de manera natural, ya que si hablamos de lo que realmente sabemos (nuestra propia experiencia) no tendremos problema en dar respuesta a las preguntas que puedan plantearnos. Que resultemos descartados en un proceso de entrevista no significa que no seamos válidos o que nuestra experiencia no sea relevante, se trata solamente de una adecuación persona-puesto-organización; encajaremos en unas y en otras no.

En el proceso de entrevistas es crítico mantener la actitud positiva aunque los tiempos se dilaten o pasemos por varios procesos y ninguno salga adelante. El periodo habitual de búsqueda se sitúa entre los tres meses y el año, y en ese periodo podemos pasar por muchos procesos de selección. Debemos tener paciencia y cierta tolerancia a la frustración pero sobretodo tener siempre en mente que somos profesionales valiosos y ser descartados por un entrevistador no debe minar nuestra autoestima.

 

Preparación

Es clave preparar la entrevista con anterioridad para no dejar lugar a la improvisación y enfrentarnos a ella con más seguridad y mayores posibilidades de éxito.

 

Antes de la Entrevista

Nuestra trayectoria: Es importante haber preparado bien el CV y conocerlo muy bien. Toda la información tiene que ser verídica y versar sobre nuestra trayectoria profesional, por lo que no debemos preocuparnos por las preguntas que puedan hacernos. Si tenemos una trayectoria muy extensa es importante hacer un repaso previo del CV para memorizar fechas, empresas y funciones principales desarrolladas. Es importante tener en mente nuestros puntos fuertes e intentar ponerlos sobre la mesa a lo largo de la entrevista. También hazte una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos.

 

La Empresa: Debemos acudir a la entrevista bien informados acerca de la empresa y del puesto al que optamos (salvo que se trate de una entrevista previa con un HH o consultora de selección donde posiblemente aun no sepamos la empresa destino). Podemos informarnos sobre la empresa en su página Web y complementar la información con artículos de prensa.

 

La primera impresión

Las primeras impresiones son de gran importancia, así que, debes dar una buena impresión, por lo que debemos cuidar algunos aspectos:

  • Asegurarse del lugar, hora y nombre de entrevistador
  • Ser puntual y no llegar con demasiada antelación (si inevitablemente por un imprevisto vamos a llegar tarde, avisar!!)
  • Proyectar una imagen profesional adecuada cuidando la vestimenta y el aspecto personal: el pelo, los complementos, evitar llevar ropa llamativa, el maquillaje (e incluso los colores elegidos deben cuidarse)
  • Llevar copias del CV aunque no lo soliciten (dos serán suficientes), si nos han pedido que llevemos mas documentación habrá que llevarla siempre • Un bloc de notas y bolígrafo para tomar notas (que no sean promocionales de empresas)
  • Saluda al entrevistador con un apretón de manos y sonríe, mírale a los ojos

 

Durante la Entrevista

La clave de la entrevista es evitar ponerse excesivamente nervioso y mostrar naturalidad (estamos hablando de nuestra propia experiencia, debemos estar tranquilos ya que la conocemos de primera mano). Hay que cuidar la comunicación no verbal, la postura, los gestos, y evitar movimientos mecánicos (tocarse el pelo, mover una pierna, jugar con un objeto etc.)

Actitud positiva, sonreír, mostrarse afable pero sin caer en el exceso de confianza. Hay entrevistadores que utilizan la técnica de dar mucha confianza al candidato para crear un clima de camaradería que el candidato se abra más pero debemos saber reaccionar manteniendo nuestra actitud profesional.

Cuando nos informen más en detalle del puesto o respondan a nuestras preguntas deberemos preguntar si tienen inconveniente en que tomemos nota.

Hay que evitar en la primera toma de contacto las preguntas acerca del salario, beneficios y vacaciones ya que suelen abordarse en fases más avanzadas del proceso.

 

Si la Entrevista es con un Head Hunter o Consultora de Selección

En muchas ocasiones si nos entrevista un HH o consultora no sabremos para que empresa trabajan ya que es una información que no suelen facilitar en la primera entrevista y menos aún por teléfono. Al encontrarnos en un proceso activo de búsqueda es importante que acudamos a una entrevista con HH aunque no sepamos para que empresa es (tendremos oportunidad de decidir más tarde si nos interesa o no) ya que si el entrevistador nos considera un buen candidato podrá tenernos en cuenta para muchos otros procesos.

Las entrevistas con HH suelen ser más intensas que con la empresa final. El consultor indagará en todos los aspectos y tratará de obtener evidencias que soporten su evaluación dado que luego tendrá que justificar su informe ante el cliente. Pueden ser más duras sobre todo si el entrevistador es muy experimentado.

 

Los silencios

A lo largo de la entrevista pueden producirse silencios que pueden estar forzados por el entrevistador. Si estamos en una entrevista por competencias el silencio será parte de la misma ya que el entrevistador nos dará tiempo para pensar y traer a la memoria ejemplos de situaciones concretas que hemos vivido. En otros casos el silencio es una técnica de control del entrevistador que va a evaluar nuestra respuesta ante esa situación inesperada. Debemos manteneros tranquilos ya que aunque parezca interminable suele ser un silencio breve y el entrevistador retoma sus preguntas.

En otros casos si hemos dado una respuesta incompleta o evasiva el entrevistador puede quedarse en silencio esperando a que completemos o demos una respuesta.

 

Preguntas frecuentes

No hay dos entrevistas de trabajo iguales. Cada entrevistador tiene su propia forma de conocer a los aspirantes, métodos y estrategias para averiguar la idoneidad de cada uno y escoger al mejor candidato para el puesto. Por eso es tan difícil saber en qué consistirá la entrevista y como prepararla.

Sin embargo, podemos ofrecerte una pequeña guía con las cuestiones que se preguntan más a menudo y que te puede servir de orientación. Responderlas te servirá para conocerte mejor y enfrentarte a las entrevistas con mayor seguridad:

 

PERSONALIDAD

  • Cuéntame una anécdota de tu vida en la que resolvieras con éxito una situación problemática
  • ¿Qué gana la empresa si te contrata a ti en lugar de a otro candidato?¿Qué elemento diferencial aportas?
  • ¿Cuál fue la decisión más importante que adoptaste en el pasado?
  • Defínete a ti mismo con cinco adjetivos calificativos. Justifícalos.
  • Dime 3 fortalezas y 3 áreas de mejora. Justifícalas.
  • ¿Qué has aprendido de tus errores?
  • Si todos los trabajos tuvieran la misma remuneración y la misma consideración social ¿qué es lo que realmente te gustaría hacer?
  • ¿Qué me diría de ti tu jefe si estuviera aquí?

 

FORMACIÓN

  • ¿Por qué estudiaste arquitectura, derecho, económicas?
  • ¿Cómo decidiste estudiar? 
  • ¿Qué otras carreras te atraían?
  • ¿Qué asignaturas te gustaban más/menos y en cuáles sacabas mejores/peores notas?
  • ¿En qué medida tus calificaciones se deben a tu esfuerzo personal y en qué medida a tu inteligencia?
  • ¿Qué cambios habrías introducido en el plan de estudios de tu Facultad o Escuela, si hubieras podido?
  • ¿Cuál fue la experiencia más gratificante durante tu vida como estudiante?
  • Si volvieras a empezar tus estudios, ¿qué harías de modo diferente? • En tu formación complementaria, ¿qué seminarios o cursos de corta duración has realizado?¿Qué te motivó a realizarlos?
  • ¿Tuviste algún puesto representativo durante tu tiempo de estudiante?

 

TRABAJOS ANTERIORES

  • Háblame de tus actividades al margen de tus estudios
  • ¿Realizaste algún trabajo de “estudiante” (clases, trabajos de verano, de prácticas…)?
  • ¿Qué aprendiste durante tus trabajos anteriores? ¿Qué funciones desempeñabas?
  • ¿Cuál de tus trabajos previos te ha gustado más/menos? ¿Por qué?
  • ¿Cuál es tu proyecto o solución más creativa?
  • ¿Cómo te llevabas con tus compañeros, con tus jefes, con tus subordinados?
  • ¿Cuál fue la situación más desagradable en que te viste?¿Cómo le hiciste frente?
  • Describe el mejor jefe que hayas tenido. Y el peor
  • Descríbeme un día típico en tu trabajo anterior
  • ¿Cómo conseguiste ese trabajo, esa práctica…? ¿Y por qué el cambio en cada empresa?

 

EMPLEO

  • ¿Qué sabes acerca de nuestra empresa? ¿Qué te atrae de ella?
  • ¿Qué ambiente de trabajo prefieres?
  • ¿Qué relaciones piensas debe haber entre un jefe y su colaborador inmediato?
  • ¿Estarías dispuesto/a a trasladarte a vivir a otra ciudad, a otro país, o a viajar con frecuencia?
  • ¿Cuál crees que puede ser para ti la mayor dificultad al pasar de la vida de estudiante a la vida del trabajo?
  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles para este puesto?
  • ¿Qué te ves haciendo dentro de cinco, de diez años?
  • ¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?¿Cómo crees que podrás lograrlos?
  • ¿Cómo te enteraste de la existencia de este puesto? • ¿Por qué piensas que vas a tener éxito en este trabajo?
  • ¿Con qué tipo de jefe te gustaría trabajar? ¿Y con qué tipo de jefe crees que acabarías por chocar?
  • ¿Cuánto quieres ganar ahora ( y dentro de cinco años)
  • ¿Prefieres trabajar en una empresa grande, mediana, pequeña, pública, privada…?¿Por qué?
  • ¿Cuándo podrías incorporarte al trabajo?
  • ¿Qué personas de las empresas en que has trabajado anteriormente pueden darnos referencias de ti?
  • ¿Participas en otros procesos de selección?
  • ¿Banda Salarial?

 

Cierre de la Entrevista

Será el entrevistador quien cierre la entrevista una vez que haya recabado toda la información que necesite y nos haya dado la oportunidad de preguntar todas nuestras dudas. No debemos prestar especial atención a la duración de la misma ya que en función del tipo de entrevistador, el tipo de entrevista, del proceso y de la posición podrá tener una duración u otra sin tener relación con el resultado de la misma.

Una entrevista corta puede significar tanto que tenemos un perfil muy ajustado al puesto como que no encajamos, por lo que no debemos tener ninguna expectativa en ningún sentido en función de la duración.

 

8) Análisis de lo ocurrido

Es importante, especialmente en un proceso como en el que estamos inmersos, analizar la entrevista una vez finalizada. Puede ser una buena técnica tomarse un rato a la salida de la entrevista (tomando un café por ejemplo) con nuestro block de notas para reflexionar escribir algunas cuestiones clave acerca de la entrevista. Si no lo hemos hecho durante la entrevista anotaremos:

  • la información que nos hayan dado del puesto
  • las respuestas a nuestras preguntas
  • nuestras impresiones (si ha ido bien o si creemos que ha ido mal y porque)
  • cómo nos hemos sentido a lo largo de entrevista - qué impresión nos ha causado la empresa y el entrevistador
  • qué impresión creemos haber causado nosotros y porqué

Esa información nos será muy útil para analizar puntos de mejora en futuras entrevistas o para, en su caso; romper con ideas preconcebidas que nos hagan pensar que ha ido mal cuando no tiene porque ser así.

 

Cómo manejar el tema del despido en una entrevista: Lo más importante es ser sinceros en lo relativo al despido. El mundo de los RRHH es pequeño y en selección hay mucha gente que se conoce con lo que el entrevistador es posible que pueda validar la información con algún colega. No es fácil pero es mejor ser sinceros que contar algo que no es cierto ya que un entrevistador experimentado terminará por averiguarlo.

Dada la coyuntura económica actual es posible que esto nos facilite la explicación del despido aunque no debemos utilizar solo ese argumento.

Si se participa en un proceso de Outplacement y la empresa nos ha dado tiempo para buscar otro trabajo también se debe ser sincero y contar las causas del próximo despido.

Excelentes profesionales pasan cada día por situaciones como esta y no debemos avergonzarnos ni sentirnos culpables. Las razones por las que una empresa decide desvincular a un profesional son muchas y no tienen que ver necesariamente con la valía del candidato: situación económica del mercado, disminución de negocio en la empresa, adecuación persona-puesto, reestructuraciones internas, fusiones, pérdida de clientes, disminución de la cargabilidad, ... son algunas de estas causas.

Contacta

 

Solicitud de propuesta

 

Enviar RFP