Sintesis Legal 20/2016 | KPMG | VE

Síntesis Legal #20-2016

Síntesis Legal #20-2016

Normativa Legal

1000

Contenido relacionado

Convenio Cambiario N°36

En la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 40.881 del 7 de abril de 2016, el Ministro del Poder Popular para la Banca y Finanzas y el Banco Central de Venezuela (BCV), publicaron Convenio Cambiario N° 36, por medio del cual se dictan las normas que regularán lo relativo a las operaciones realizadas en divisas por los prestadores de servicios turísticos de alojamiento, transporte y agencias de viajes y turismo, debidamente autorizados por el Ministerio competente en materia de turismo, que operen turismo receptivo en el territorio nacional conforme a lo establecido en el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de Turismo; así como los pagos de mercancías destinadas a la venta a pasajeros en los almacenes libres de impuestos (Duty Free).  

Servicios turísticos de alojamiento  

Los prestadores de servicios turísticos de alojamiento, categorizados al menos como 4 estrellas, o que se encuentren ubicados en zonas de interés turístico sin importar su categorización, y aquellos pertenecientes a la red de hoteles VENETUR, quedan autorizados para suscribir con las instituciones bancarias, acuerdos operativos como corresponsales no bancarios que les permita efectuar operaciones de adquisición de divisas en moneda nacional que tengan por objeto la compra de billetes extranjeros a visitantes no residentes y turistas que hayan contratado sus servicios, a fin de que estos dispongan de moneda nacional para su disfrute en el país; estas operaciones se realizarán al tipo de cambio complementario flotante de mercado referencial vigente para la fecha de la operación, reducido en un 0,25%, debiendo anunciar a su clientela el tipo de cambio de compra mediante avisos públicos destinados a tal fin.  

Los prestadores de servicios turísticos de alojamiento deberán registrar el detalle de las operaciones de compra de divisas realizadas, en la plataforma electrónica administrada por el BCV, previo a la ejecución de las operaciones de compraventa de divisas, en los términos previstos en la normativa que se dicte a tal efecto, conforme con lo establecido en la regulación de los mercados alternativos de divisas contemplada en los Convenios Cambiarios.  

Los prestadores de servicios turísticos de alojamiento recibirán el pago de los servicios que presten dentro de sus instalaciones a visitantes y turistas internacionales, únicamente en divisas; mediante el uso de tarjetas de crédito o débito, giradas contra cuentas o líneas de crédito en moneda extranjera a sus clientes, o por medio de transferencia a la cuenta en moneda extranjera abierta en el sistema financiero nacional.  

En razón de lo expuesto, los prestadores de servicios turísticos de alojamiento y los prestadores de servicios turísticos de transporte, quedan autorizados para retener y administrar de las divisas que reciban por este concepto hasta el 40% del monto acreditado, debiendo venderse el remanente al BCV, al tipo de cambio complementario flotante vigente para la fecha de la respectiva operación, reducido en un 0,25%.  

Servicios turísticos de transporte  

De igual forma, los prestadores de servicios turísticos de transporte definidos por los ministerios con competencia en turismo y transporte terrestre, acuático y aéreo, recibirán el pago de los servicios de transporte que presten tanto en el país como desde el exterior a visitantes y turistas internacionales, únicamente en divisas. El pago podrá ser realizado únicamente mediante el uso de tarjetas de débito o crédito giradas contra cuentas o líneas de crédito en moneda extranjera de sus clientes, y a través de transferencias bancarias; quedando los prestadores de servicio autorizados para retener y administrar de las divisas recibidas de las agencias de viajes y turismo por este concepto, hasta el 40% del monto acreditado, debiendo venderse el remanente al BCV, al tipo de cambio complementario flotante, vigente para la fecha de la operación, reducido en un 0,25%.  

Agencias de viaje y turismo  

Las agencias de viaje y turismo únicamente podrán facturar y cobrar en divisas a los turistas, el costo total de los paquetes y servicios que vendan en el exterior para visitantes y turistas internacionales, debiendo pagar a los prestadores de servicios turísticos de alojamiento, transporte y a los otros prestadores de servicios turísticos, con las divisas recibidas, los servicios comprendidos en el paquete turístico respectivo, a través de transferencia a la cuenta en moneda extranjera abierta en el sistema financiero nacional.  

El pago realizado por este concepto por visitantes y turistas internacionales, podrá ser realizado únicamente mediante el uso de tarjetas de débito o de crédito giradas contra cuentas o líneas de crédito en moneda extranjera de sus clientes, y a través de transferencias bancarias efectuadas por dichos visitantes y turistas a las cuentas en moneda extranjera que mantengan las agencias de viaje y turismo en el sistema financiero nacional, al tipo de cambio complementario flotante de mercado referencial vigente para la fecha de la respectiva operación, reducido en un cero coma veinticinco por ciento (0,25%).  

Las agencias de viaje y turismo podrán retener y administrar hasta el diez por ciento (10%) del saldo restante del pago recibido del visitante o turista internacional, una vez aplicados los pagos que deban efectuar a los prestadores de servicios de alojamiento, turísticos y de transporte; el remanente será de venta obligatoria al BCV.  

Venta de mercancías a pasajeros en “Duty Free Shops”  

En el caso de los pagos de las mercancías nacionales y extranjeras destinadas  exclusivamente para la venta a los pasajeros en tránsito en el país y a los que ingresen o egresen del territorio nacional (pasajeros, debidamente acreditados con su pasaporte, pase a bordo y/o pasaje respectivo), a través de personas jurídicas constituidas como Almacenes Libres de Impuestos (Duty Free Shops), ubicadas en los puertos y aeropuertos, aquí como aquellas que funcionen a bordo de vehículos pertenecientes a líneas aéreas o marítimas de transportes de pasajeros que cubran rutas internacionales, se efectuarán en las divisas aceptadas al efecto por el Almacén respectivo; en efectivo o mediante el uso de tarjetas de débito o crédito giradas contra cuentas o líneas de crédito en moneda extranjera de los compradores. Estas personas jurídicas podrán retener y administrar hasta el 40% del ingreso que perciban en divisas, para realizar inversiones que les permitan mantener y mejorar su actividad comercial y sufragar sus gastos operativos en moneda extranjera; el resto de las divisas obtenidas serán vendidas al BCV al tipo de cambio flotante, vigente para la fecha de la operación, reducido en un 0,25%, en los siguientes términos:

  • Cuando se trate de operaciones
    realizadas a través de terminales de puntos de venta (TVP), la institución que
    funja como Banco Adquirente del Almacén Libre de Impuestos, deberá proceder a acreditar el 40% del monto correspondiente de la operación en la cuenta en moneda extranjera abierta en el sistema financiero nacional por el Almacén afiliado en el Banco Adquirente, previa deducción de la Tasa de Descuento o Comisión del Comercio que sea aplicable, el remanente será vendido al BCV por el Banco Adquirente, al tipo de cambio complementario flotante vigente para la fecha de la operación, reducido en un 0,25%, debiendo abonarse el contravalor en bolívares producto de dicha operación en la cuenta en moneda nacional que mantenga el Almacén Afiliado en el Banco Adquirente.   
  • Cuando se trate de operaciones en efectivo, el 40% de las divisas recibidas deberán ser depositadas en la cuenta en moneda extranjera abierta en el sistema financiero nacional por el Almacén Afiliado en una institución bancaria del sector público, y el remanente deberá ser vendido al BCV a través de dicha entidad bancaria, con frecuencia semanal.
     

Disposiciones comunes  

Las divisas que retengan y administren los prestadores de servicios turísticos de alojamiento, las agencias de viajes y turismo, así como los prestadores de servicios turísticos, deberán ser empleadas únicamente para realizar inversiones que le permitan mejorar sus capacidades para la atención del turismo receptivo, cubrir los gastos incurridos en virtud de su actividad turística, distintos a la deuda financiera salvo aquella contraída con bancos públicos bajo la normativa aplicable, lo que incluye los insumos necesarios para la prestación del servicio turístico, así como el conjunto de erogaciones realizadas en moneda extranjera relacionadas con su actividad productiva; y a los efectos de colocar oferta en los mercados alternativos de divisas.  

Los prestadores de servicios turísticos a que se contrae este convenio deberán suministrar mensualmente al Ministerio con competencia en materia de Turismo, la información relativa a las operaciones realizadas en el marco de esta regulación; así como registrar la data relacionada con las operaciones de compra de divisas efectuadas, en la plataforma tecnológica establecida y administrada por el BCV, para su seguimiento y control.  

El BCV, en coordinación con el Ministerio con competencia en materia de Turismo, dictará resolución que regule lo concerniente a la supervisión del correcto funcionamiento de los prestadores de servicios turísticos en el marco de lo dispuesto en este Convenio; sin perjuicio de la intervención que al efecto este instituto realice, así como la SUDEBAN, con el apoyo del precitado Ministerio a través de visitas e inspecciones, a los fines de constatar la correcta actuación de los prestadores de servicios turísticos de acuerdo con lo previsto en este convenio.  

El Ejecutivo Nacional, por órgano de la Administración Tributaria, podrá establecer los mecanismos necesarios a los efectos de determinar la viabilidad de la devolución del IVA soportado por turistas con ocasión del pago de servicios por concepto de las operaciones en divisas de los prestadores de servicios turísticos de alojamiento, las operaciones en divisas de los prestadores de servicios turísticos de transporte, y las operaciones en divisas de las agencias de viaje y turismo.
 

El BCV en coordinación con el SAIME establecerán los mecanismos que estimen pertinentes que permitan el intercambio de información sobre el turismo receptivo en aras de garantizar el cumplimiento de lo contemplado en este Convenio. Las instituciones bancarias regidas por el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Instituciones del Sector Bancario deberán realizar los ajustes necesarios en sus sistemas informáticos, a efecto de garantizar el cumplimiento de lo previsto en este Convenio, así como atender con carácter preferencial las solicitudes dirigidas por los prestadores de servicios turísticos, destinadas a la canalización de los pagos por los servicios prestados conforme a esta normativa.  

Los operadores de servicios turísticos que directa o indirectamente realicen o faciliten la realización de alguna de las operaciones sujetas al régimen dispuesto en el Convenio Cambiario, con el objeto de eludir su cumplimiento, serán sancionados de conformidad con lo dispuesto en la normativa aplicable.  

Este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley entró en vigencia el 08 de abril de 2016.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar