La infracapitalización societaria y sus efectos | KPMG | UY
close
Share with your friends

La infracapitalización societaria y sus efectos

La infracapitalización societaria y sus efectos

La actividad de una sociedad comercial se financia con recursos propios o de terceros; cuando los primeros son insuficientes se produce el fenómeno conocido como “infracapitalización societaria”.

Autora

Gerente Senior del Departamento de Asesoramiento Tributario y Legal

KPMG in Uruguay

Contacto

Contenido relacionado

jarron

Cuando los aportes de los accionistas, primas de emisión, resultados retenidos o reservas de una sociedad comercial  son desproporcionadamente insuficientes para el desarrollo de la actividad social, la doctrina nacional ha entendido que se produce un desplazamiento indebido del riesgo empresarial sobre los acreedores.

Las defensas jurídicas que se aplican ante una hipótesis de infracapitalización, tienen sentido sobre todo en sociedades en las cuales rige la limitación de la responsabilidad de los socios y accionistas a lo efectivamente aportado o comprometido por el socio o accionista, lo que se ha entendido que debe de tener como contrapartida necesaria el aporte de recursos suficientes para que la sociedad pueda cumplir satisfactoriamente con su objeto. 

A partir de la aprobación de la ley de Concursos y Reorganización Empresarial, se hizo más habitual la aplicación de esta figura

Se distinguen dos clases de infracapitalización, que se pueden verificar, la material y la nominal, difiriendo los remedios a aplicar según estemos ante un caso u otro.  

La “infracapitalización material” se da cuando los recursos propios aportados por los socios o accionistas, o mantenidos por éstos en la sociedad, son ostensiblemente insuficientes para el desarrollo de la actividad que estos se proponen realizar. 

La causa puede ser por ejemplo un cambio en las condiciones de mercado o en la actividad de la propia sociedad que produce un desequilibrio y desplazamiento del riesgo del negocio a los acreedores lo que se recompondría a través de la imputación de responsabilidades, tanto a los socios como a los administradores. 

Existe “infracapitalización nominal” cuando los socios o accionistas aportan los recursos necesarios para el desarrollo de la actividad pero no como aporte de capital sino a través de préstamos u otro tipo de créditos, por lo que se convierten en acreedores aunque con ventaja respecto de los demás acreedores, debido al acceso a la información y la capacidad de incidencia en la sociedad. 

En este caso, ese desequilibrio se evitaría recalificando la operación de préstamo, otorgándole el riesgo propio de un aporte de capital. 

Así, se ha sostenido por ejemplo que en el marco de un concurso de acreedores podría disponerse la postergación del cobro de los créditos de los accionistas hasta la satisfacción de los créditos de terceros, aun cuando aquellos estuvieren garantizados con prenda e hipoteca. 

Otra consecuencia de la recalificación sería que los “créditos” al ser tratados como “aportes”, no serían computables para la votación en la Junta de Acreedores.

Si bien es reconocido por la doctrina que no existe una fórmula clara y precisa para detectar objetivamente las situaciones de infracapitalización, lo cierto es que el instituto es cada vez más aplicado, sobre todo luego de la aprobación de la Ley de Concursos y Reorganización Empresarial N° 18.387 que previó como una de las presunciones absolutas de culpabilidad del concurso, el hecho que “durante los dos años anteriores a la fecha de declaración del concurso de acreedores los fondos o los bienes propios del deudor hubieran sido manifiestamente insuficientes o inadecuados para el ejercicio de la actividad o actividades a las que se hubiera dedicado”.

Para saber

Verificar

Es importante comprobar que sean suficientes los recursos propios con que cuenta una sociedad comercial para cumplir con su actividad, para no incurrir en infracapitalización.

Dos vías

La infracapitalización puede derivarse de la insuficiencia de aportes o del ingreso de fondos a la sociedad por vía de préstamos de los socios, siendo diversos los remedios a aplicar en un caso u otro.

Consecuencias

Dependiendo del tipo de infracapitalización, el asunto puede culminar en una acción judicial de responsabilidad contra directores y socios o en una recalificación del préstamo otorgado por los socios a la sociedad.

Culpabilidad

La ley N° 18.387 prevé como presunción de culpabilidad el hecho de que los bienes del deudor fueran manifiestamente insuficientes para realizar la actividad.

Edición del 21 de noviembre de la columna quincenal de KPMG en Café & Negocios del diario El Observador.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar