Normativa para la Prevención de Blanqueo de Capitales | KPMG | PANAMÁ
close
Share with your friends

Normativa para la Prevención de Blanqueo de Capitales

Normativa para la Prevención de Blanqueo de Capitales

Carta Informativa Edición Panamá Pacífico - No. 4

Contactos locales

Contenido relacionado

pp

El artículo 23 de la Ley 23 del 27 de abril del 2015 que adopta medidas para prevenir el blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, lo establece sin dejar lugar a las dudas, ni espacio para las cavilaciones: “Son sujetos obligados no financieros supervisados por la Intendencia de Supervisión y Regulación de Sujetos No Financieros del Ministerio de Economía y Finanzas los siguientes:

  1. Empresas de la Zona Libre de Colón, empresas establecidas en la Agencia Panamá-Pacífico, Zona Franca de Barú, la Bolsa de Diamantes de Panamá y zonas francas.”

La Resolución N° JD 002-015 del 15 de agosto de 2015 emitida por la Intendencia de Supervisión y Regulación de Sujetos No Financieros, debió disipar las dudas de hasta los más escépticos, ya que desde su ámbito de aplicación (artículo 2), nos deja bien claro que este tema es con nosotros:

  1. Las Empresas de la Zona Libre de Colón
  2. Empresas establecidas en la Agencia Panamá Pacífico
  3. Empresas de la Zona Franca de Barú
  4. Zonas Francas

La resistencia y la negación no tienen sentido, han pasado tres años de la emisión de Ley 23 y estamos próximos a que la Resolución N° JD 002-015 cumpla también tres años, por lo que si aún nos preguntamos si somos o no sujetos obligados, lo mejor es comenzar a contestarnos con un grandilocuente “SÍ” (así en mayúsculas).
Nuestra condición de Sujetos Obligados nos tiene que llevar a comprender esta nueva realidad (“New Normal”), a aceptar que las regulaciones llegaron para quedarse y que el riesgo reputacional es real y ha cobrado varias víctimas en los últimos años, por lo que debemos comenzar a ocuparnos (y no sólo preocuparnos) en la prevención del delito de blanqueo de capitales cumpliendo con la normativa vigente.

Soy Sujeto Obligado... y ¿ahora qué?

La realidad es que el cumplimiento no tiene que ser necesariamente complicado ni tortuoso; sin embargo, la falta de experiencia, combinada con la ausencia de una adecuada asesoría, puede hacer que se sienta de esa forma.
Con toma de decisiones que no se adaptan a su organización y que sean poco prácticas, se corre el riesgo de quedar estancado en procesos que no puede o no sabe cómo ejecutar, que no ayudan a prevenir el riesgo de blanqueo de capitales y que, definitivamente, no lo ayudan a dar adecuado cumplimiento a los requerimientos regulatorios.

Entonces, si ya usted está listo para aceptar que es un sujeto obligado y está ansioso por hacer frente a sus responsabilidades, por favor de un paso adelante y acompáñenos en la lectura de una breve lista de tareas que podemos realizar, al menos para comenzar:

  1. Designe un responsable para la Prevención de Blanqueo de Capitales dentro de su organización. Sin duda que ya Usted conoce que esto es un requerimiento de la Ley 23 y también de la Resolución JD 002-015, pero más allá del cumplimiento con un requisito regulatorio, es necesario darle foco a este tema dentro de la organización con la finalidad de entender a cabalidad sus obligaciones con respecto a este marco legal y garantizar el cumplimiento.

    Artículo 12. Enlace: Los sujetos obligados financieros, sujetos obligados no financieros y actividades realizadas por profesionales sujetas a supervisión deberán designar una persona o unidad responsable de servir como enlace con la Unidad de Análisis Financiero para la Prevención del Delito de Blanqueo de Capitales y Financiamiento del terrorismo y el respectivo organismo de supervisión para fines de la aplicación de las medidas de prevención del blanqueo de Capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva establecidas en esta Ley.

  2. Acérquese a su regulador: Rompa con el mito de no hablarle al regulador, en su lugar:
    a. Revise constantemente la página web del regulador, en busca de nuevas reglamentaciones, modelos y recomendaciones,
    b. Realice consultas, si tiene dudas trate de preguntar,
    c. Asista siempre a las capacitaciones y foros que promueve su ente regulador.

  3. Capacítese siempre y constantemente: Capacítese usted y capacite a sus colaboradores en esta materia, de forma presencial o en línea. La oferta es abundante y lo ayudará a entender mejor cómo debe atender los requerimientos regulatorios y cómo protegerse del delito de blanqueo de capitales.
  4. Comparta con sus pares: No se cierre, compare sus procesos con empresas de su mismo tamaño y tipo. Pida información a sus pares sobre cómo han solucionado sus problemas y que tan efectivos han sido sus métodos.
  5. Revise sus políticas, procesos y procedimientos: Dedique tiempo a adecuar sus procesos a lo establecido en las regulaciones. Tome en cuenta su tipo de empresa, su tamaño y la cantidad de personal con el que cuenta para implementar procesos eficientes, realistas y a bajo costo.
  6. Busque la asesoría adecuada: En KPMG tenemos profesionales que pueden ayudarle en todos los aspectos del cumplimiento e implementación de la Ley y su reglamentación. Tenemos soluciones prácticas que, sin duda, pueden ayudarle a ganar efectividad en su cumplimiento. ¡Estamos esperando su llamada!

© 2018 KPMG, una sociedad civil panameña y firma de la red de firmas miembro independiente de KPMG, afiliadas a KPMG International Cooperative (“KPMG International”), una entidad suiza. Derechos reservados.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar