Aprobación de la Ley Fintech | KPMG | MX
close
Share with your friends

Flash Fiscal - Aprobación de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera

Aprobación de la Ley Fintech

La Ley Fintech reconoce a las IFPE como aquellas que proveen servicios habituales y profesionales de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónicos por medio de plataformas informáticas, interfaces y páginas de internet.

Con un propósito y pasión, trabajamos con usted hombro con hombro, integrando enfoques innovadores y una profunda experiencia resultado confiable.

KPMG en México

Contacto

Contenido relacionado

El pasado 1 de marzo de 2018 la Cámara de Diputados aprobó el dictamen con proyecto de decreto que expide la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, popularmente conocida como Ley Fintech, la cual pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación y entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

 

Este nuevo marco normativo sitúa a México entre los países que buscan regular la tecnología de blockchain y el uso de las denominadas criptodivisas, con el fin de dotar de mayor certeza y seguridad jurídica a los inversionistas y usuarios de estas tecnologías, creando para tales efectos a las denominadas instituciones de tecnología financiera (ITF) y sus servicios.

 

Esta regulación incluye aspectos de organización, operación y funcionamiento de las ITF, así como mecanismos de protección al usuario contra posibles fraudes u operaciones engañosas y de prevención de lavado de dinero.

 

Las ITF son sociedades anónimas que se clasifican en dos tipos: por un lado están las instituciones de financiamiento colectivo (IFC), y, por otro, las instituciones de fondos de pago electrónicos (IFPE), las cuales, para llevar a cabo sus operaciones, deberán contar con una autorización emitida por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), sujeta al cumplimiento de diversos requisitos, entre los que se encuentran:

 

  • Tener estatutos sociales que se ajusten a lo dispuesto por la Ley Fintech
  • Contar con una política de divulgación de riesgos
  • Disponer de un plan de negocios
  • Tener una política de prevención de fraude y de operaciones con recursos de procedencia ilícita
  • Contar con información sobre el órgano de administración de la persona moral

 

Conforme a la nueva legislación, las IFC podrán brindar a sus clientes, inversionistas y solicitantes, la oportunidad de realizar operaciones de financiamiento colectivo, también conocido como crowdfunding. Las operaciones previstas para este tipo de instituciones comprenden:

 

  • Financiamiento colectivo de deuda, mediante el otorgamiento de préstamos, créditos, mutuos u otros financiamientos mediante pasivos directos a los solicitantes
  • Financiamiento colectivo de capital, por medio de la adquisición de títulos representativos de capital social de personas morales que actúen como solicitantes
  • Financiamiento colectivo de copropiedad o regalías, mediante la celebración de asociaciones en participación u otros tipos de convenios por medio de los cuales se adquiera una parte alícuota o participación de un bien, ingresos, utilidades o regalías que provengan de un proyecto del solicitante

 

Por otro lado, la Ley Fintech reconoce a las IFPE como aquellas que proveen servicios habituales y profesionales de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónicos por medio de plataformas informáticas, interfaces y páginas de internet.

 

Igualmente, se introducen y regulan los denominados activos virtuales, los cuales se definen como cualquier representación de valor registrada electrónicamente y utilizada entre el público como medio de pago para todo tipo de actos jurídicos, cuya transferencia solo puede realizarse por dichos medios electrónicos.

 

La ley autoriza tanto a las ITF como a las instituciones de crédito a utilizar solo aquellos activos virtuales que sean determinados por el Banco de México, el cual determinará las características de dichos activos virtuales, así como sus condiciones y restricciones. Asimismo contempla una provisión regulatoria popularmente conocida como sandbox, que permite la implementación de nuevos productos, servicios y modelos de negocio de carácter innovador, por medio de los denominados modelos novedosos, los cuales requerirán una autorización temporal de la autoridad financiera correspondiente.

 

La Ley Fintech establece sanciones en caso de incumplimiento a las disposiciones legales, aplicables tanto a las ITF como a sus administradores, que pueden ascender hasta las 100,000 UMA (aproximadamente ocho millones sesenta mil pesos), en función de la infracción y la gravedad del incumplimiento.

 

Es importante señalar que para la debida aplicación de la ley y el funcionamiento de las ITF, se requiere que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores emitan una serie de disposiciones de carácter general, para lo cual disponen en ciertos casos hasta de 24 meses.

 

Finalmente, la implementación de este nuevo marco normativo conllevará distintos desafíos para las ITF en términos tecnológicos, algunos de los cuales involucran aspectos de ciberseguridad en relación con el gobierno de tecnologías de la información (dentro del gobierno corporativo) y la debida protección criptográfica de la información en conexión con el caso de activos virtuales.

 

Con el firme compromiso de analizar con usted el impacto y los beneficios que la Ley Fintech podría tener en su negocio, ponemos a su disposición nuestro equipo multidisciplinario de Servicios Legales, Asesoría e Impuestos.
 

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar