Reforma fiscal en Estados Unidos | KPMG | MX

Flash Fiscal - Reforma fiscal en Estados Unidos

Reforma fiscal en Estados Unidos

Existe un análisis en el senado de E.E.U.U acerca del déficit presupuestal de los próximos años, lo que afectaría la discusión, ya que hay muchos temas pendientes que serán discutidos en los próximos meses.

1000

Con un propósito y pasión, trabajamos con usted hombro con hombro, integrando enfoques innovadores y una profunda experiencia para generar resultados confiables.

KPMG en México

Contacto

Contenido relacionado

En este sentido, las directrices dadas a conocer son muy generales y no incluyen aspectos técnicos relevantes que puedan dar claridad sobre las posibles repercusiones en nuestro país.
Tampoco se anuncia la fecha probable en que se presentará la propuesta ante el Congreso para su votación, lo que podría ser hasta 2018.

 

En resumen, las directrices publicadas establecen lo siguiente:

En lo referente a personas físicas, se reducen a tres las tarifas aplicables: a 12%, 25% y 35% respectivamente. Lo anterior es una de las directrices más discutidas de la reforma, ya que favorece al extracto de mayores ingresos al reducir la tasa máxima de 39.6% a 35% y aumentar la tarifa mínima de 10% a 12%.

 

No se especifica a qué niveles de ingreso serán aplicables las nuevas tarifas, existiendo la posibilidad de que se incluya una tarifa mayor para dar progresividad a la tasa del impuesto. Asimismo, se reducen las deducciones personales subsistiendo la relativa a los intereses por créditos hipotecarios.

 

En cuanto a los impuestos corporativos, se propone reducir la tasa corporativa a 20%, eliminando el impuesto mínimo alternativo (AMT, por sus siglas en inglés). Sin embargo, las directrices no son claras en lo referente al tratamiento fiscal a entidades conducto o transparentes (pass-through entities) en que la tasa podría ser de 25%; en todo caso, el impuesto final estaría al nivel de los accionistas.

 

En cuanto a deducciones, se propone una deducción inmediata de las inversiones que se lleven a cabo en activos fijos, pero aún no hay claridad en la redacción. Parecería que este incentivo no sería aplicable a bienes inmuebles.

 

En adición, se propone limitar deducciones a ciertos sectores económicos en respuesta a la reducción de la tasa corporativa, sin que se den a conocer mayores detalles.

 

Por otra parte, no se están limitando las deducciones correspondientes a la importación de bienes como originalmente se había planteado el impuesto fronterizo (BAT, por sus siglas en inglés).

 

Con respecto a los negocios internacionales se propone abandonar el sistema de gravamen sobre una base mundial por uno territorial, en el que las ganancias obtenidas en el extranjero no sean gravables cuando se ingresen a EE.UU., gravándolas a una tasa reducida sin que se especifique cuál podría ser.

 

En virtud de lo anterior, al pasar a un sistema territorial se menciona que aquellas ganancias de subsidiarias en el extranjero se podrán repatriar a tasas reducidas y que el impuesto aplicable se podría pagar en varios años sin que se dieran a conocer mayores especificaciones.

 

Como se aprecia hay muchos temas pendientes que serán estudiados en los próximos meses por los comités de trabajo encargados de dicha reforma fiscal. Al mismo tiempo, se está analizado en el senado de EE.UU. el déficit presupuestal de los próximos años, lo que indudablemente afectará a la discusión.

 

Conforme se tenga información de estas iniciativas y de cómo podrían afectar directa e indirectamente a los negocios en México lo comunicaremos oportunamente.

 

Para conocer más acerca de los servicios que podemos brindarle, póngase en contacto con nosotros.
 

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar