Planificación: clave para aprovechar oportunidades | KPMG | MX

NAFTA Insights – Planificación: clave para aprovechar oportunidades

Planificación: clave para aprovechar oportunidades

La cuarta ronda de negociaciones del TLCAN concluyó con México y Canadá rechazando las propuestas de Estados Unidos, sin embargo, una acuerdo aún es probable.

1000

Socio de Comercio Internacional y Aduanas

KPMG in Mexico

Contacto

Contenido relacionado

Octubre de 2017

Desde la última edición de NAFTA Insights, las negociaciones se vuelven cada vez más difíciles. Con Grupo Eurasia brindando los últimos avances de la cuarta ronda de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la presente edición considera cómo las negociaciones podrían afectar su comercio transfronterizo y el momento en el que debería actuar.

 

¿Qué es lo último en términos de las negociaciones?

La cuarta ronda de la renegociación del TLCAN concluyó el 17 de octubre con México y Canadá rechazando firmemente las propuestas proteccionistas de Estados Unidos. Aunque el Grupo Eurasia considera que, en última instancia, un acuerdo aún es probable (55%), una postura endurecida de los Estados Unidos y una fecha límite ajustada aumenta el riesgo de que las negociaciones fracasen.

 

No obstante, la decisión tomada después de esta ronda sobre ampliar las conversaciones disminuyó el temor del retiro inminente de Estados Unidos del acuerdo. Dicho lo anterior, Grupo Eurasia considera que existe un riesgo significativo de que la administración de Estados Unidos quiera utilizar el detonante del proceso de salida para aumentar la presión sobre México y Canadá para que acepten sus demandas a cambio de no abandonar el pacto por completo.

 

Grupo Eurasia considera que esta estrategia probablemente sea contraproducente, dado que la primera respuesta de Canadá y México sería negarse a negociar bajo esas circunstancias. Las propuestas incluyen temas álgidos para ambos países, como cambios imprevistos a las reglas de origen en el sector automotriz, la eliminación del mecanismo de solución de controversias y una cláusula de suspensión quinquenal. Aunado a lo anterior, la percepción de que esos cambios también enfrentarán oposición en Estados Unidos reduce los incentivos para que México y Canadá los acepten.

 

Grupo Eurasia señala que la creciente frustración de la Presidencia de Estados Unidos con el Congreso, el Partido Republicano y su incapacidad para cumplir las promesas de campaña explican en parte por qué Estados Unidos ha adoptado una postura más dura y extrema en las conversaciones del TLCAN.

 

Se aprecia la necesidad de una victoria política y probablemente esté buscando alcanzarla con el proceso de renegociación; sin embargo, Grupo Eurasia contempla que la presión de diferentes grupos, incluidos los asesores presidenciales, el Congreso y la comunidad empresarial, probablemente podrá contener las amenazas e inducir a la administración de Estados Unidos a retroceder en algunas de las propuestas consideradas “píldoras venenosas”, presentadas durante la última ronda.

 

Esas propuestas se refieren a las reglas de origen para el sector automotriz (un requisito de contenido estadounidense de 50% y un mínimo de 85% para la región), los mecanismos de solución de disputas, el sistema de administración de suministro de Canadá y las compras del sector público.

 

Hay espacio para el consenso sobre todas las propuestas, siendo el tema de los mecanismos de resolución de controversias el más difícil. Es probable que México y Canadá coadyuven con algunos de los temas menos contenciosos, incluyendo el texto final para el comercio digital, las políticas anticorrupción y los derechos de propiedad intelectual, con el fin de obtener apalancamiento y encontrar un punto medio. En última instancia, que el acuerdo se concluya depende de que Estados Unidos reconsidere sus demandas.

 

La quinta ronda de negociaciones está programada entre el 17 y el 21 de noviembre en la Ciudad de México. Salvo algún anuncio sorpresa de parte del gobierno estadounidense, el próximo mes será relativamente menos activo en términos de noticias ya que los equipos negociadores reevaluarán su estrategia a puerta cerrada.

 

¿Qué podría significar esto para usted?

Si bien las negociaciones son fluidas, es importante mantenerse informado y comprender cómo este tema afectará a sus operaciones.

 

Los detalles y el resultado de las negociaciones del TLCAN siguen sin estar claros; lo que sí sabemos es que estas “incógnitas conocidas” probablemente afecten a las empresas principalmente en tres aspectos:

 

  • Capacidad de realizar negocios: una renegociación o una salida podría afectar fundamentalmente la capacidad de vender un bien o servicio transfronterizo (para bien o para mal); por ejemplo, demandas como el “Compre estadounidense” disminuirían el acceso a contratos públicos para Canadá y México. La imprevisibilidad para cada compañía es una preocupación importante, ya que las empresas deben conocer las reglas para asegurar el financiamiento y hacer las inversiones necesarias para mantenerse competitivas
  • Eficiencia del comercio: las nuevas disposiciones pueden hacer que el comercio sea más rápido, más barato o más simplificado. Lo contrario, por supuesto, también es una posibilidad, por ejemplo, los cambios en las reglas de origen pueden hacer que sean demasiado onerosas y costosas de administrar. Como mencionamos en la Edición 3, si las tarifas preferenciales ya no están disponibles, las empresas deben evaluar los costos asociados al pago de aranceles a las tasas más altas de nación más favorecida. Si los costos generales para las empresas son prohibitivos, deberán considerar cambios en la cadena de suministro, como sería el aprovechar otros regímenes arancelarios preferenciales
  • Protección de derechos: si los mecanismos de resolución de controversias de los capítulos 11, 19 y 20 se eliminan, esto crearía una exposición al riesgo adicional para las empresas ante medidas de represalia como impuestos antidumping/compensatorios, recargos y aranceles más elevados

 

¿Cómo pueden las negociaciones afectar a su negocio?

En la última edición de NAFTA Insights se trató el tema de las reglas de origen, los posibles aranceles, la práctica regulatoria y el comercio electrónico y digital (Edición 3), pero la eficiencia del comercio y la capacidad de comerciar también pueden verse afectadas por las negociaciones sobre:

 

  • Mano de obra: Canadá y Estados Unidos han propuesto fortalecer las normas laborales (aplicando regulaciones internacionales reconocidas, asegurando el derecho de crear asociaciones colectivas laborales y hacer que estas disposiciones sean aplicables); puede haber cierta resistencia por el probable aumento en los costos laborales y de cumplimiento para las operaciones basadas en México. Canadá también propuso un movimiento transfronterizo de trabajadores más libre expandiendo la lista de empleos

 

Las empresas también deben comprender si su capacidad para enviar personal a Estados Unidos para trabajar con proveedores y ofrecer un servicio posventa a los clientes estadounidenses tendrá impactos. Por ejemplo, la capacidad de los profesionales canadienses o mexicanos para prestar servicios en Estados Unidos puede verse negativamente afectada si ese país se retirara y eliminara la designación Trade NAFTA (“TN estado de inmigración” creado mediante el TLCAN)

 

  • Medio ambiente: el acuerdo actual tiene una cláusula relativamente cautelosa en torno a los retrocesos medioambientales. Hay que esperar el fortalecimiento de las protecciones ambientales contenidas en el TLCAN a fin de disuadir la atracción de inversiones por medio de estándares ecológicos menores. No es un tema que sorprende dadas las disputas presentadas por inversionistas extranjeros contra Canadá cuando se han rechazado proyectos con base en leyes ambientales

 

En cuanto a la protección de derechos:

  • Propiedad intelectual: es posible que las negociaciones hagan referencia a una mayor consistencia, si no es que armonización, de las leyes de propiedad intelectual en los países miembro

 

  • Resolución de disputas: Estados Unidos desea eliminar el Capítulo 19 de resolución de disputas, un sistema de arbitraje de mecanismo de panel que considera si se están aplicando algunos aranceles de manera justa. Como se mencionó, podría resultar un factor decisivo para Canadá, puesto que el presente capítulo se implementó por medio del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Canadá (TLC) para garantizar la revisión objetiva de los aranceles impuestos por el gobierno estadounidense sobre importaciones canadienses

 

Las renegociaciones también podrán abarcar una reforma de las disposiciones del Capítulo 11 de resolución de disputas entre inversionistas y el Estado (es decir, compañías y gobiernos)

 

Un comercio menos eficiente o la debilitación de los mecanismos de resolución de controversias también pueden tener efecto en la capacidad de una compañía para negociar o tener acceso a determinado mercado. Como lo vemos en el caso reciente de empresas del sector aeroespacial y defensa, la propuesta de imposición de los aranceles antidumping restringirá, para efectos prácticos, el acceso al mercado estadounidense, y la eliminación del Capítulo 19 (o del Capítulo 11) limitaría las oportunidades de redireccionar con rapidez y facilidad tal situación.

 

Mientras tanto, el retiro del TLCAN podría incrementar las tarifas comparativas hasta el punto de que las compañías de madera blanda canadiense se vuelvan poco competitivas para proveer servicios en el mercado estadounidense (por mencionar un ejemplo).

 

Por otra parte, las renegociaciones podrían abrir acceso al mercado en energía y telecomunicaciones (Edición 3), sin embargo podrían tener efecto potencial en:

  • Administración de la cadena de suministro de agricultura: para la renegociación existen cláusulas en torno al sistema de administración de suministro de Canadá (productos lácteos y avicultura) lo que limita las importaciones y establece precios fijos en el sector agrícola (Estados Unidos cuenta con algo similar en el caso del azúcar). Por supuesto, el incremento de competencia de otros países podría representar un riesgo real para las operaciones establecidas en Canadá. Con respecto a México, se está analizando la limitación de las exportaciones a Estados Unidos de productos específicos en determinados periodos, aunque es poco probable que esto suceda
  • Adquisiciones del gobierno: en la actualidad, el TLCAN brinda un tratamiento no discriminatorio en prácticas de adquisición pública, pero no contempla la adquisición pública de otros niveles. La administración estadounidense propone limitar las compras de su gobierno a la sumatoria del monto de las compras que realizan los gobiernos de México y Canadá a Estados Unidos. Históricamente, el gobierno estadounidense ha adquirido mucho más que sus contrapartes canadiense y mexicana; por lo tanto, esta medida contribuiría a reducir el déficit estadounidense

 

¿En qué momento debe actuar?

El momento de emprender acciones depende principalmente de sus operaciones.

 

Si un cambio en los reglamentos comerciales solo hará que su negocio se vuelva menos eficientes (más lento, más costoso, más complicado), podrá retrasar la ejecución de planes hasta que tenga mayor información. Sin embargo, vale la pena simular cómo afectarían diferentes escenarios a su negocio, por ejemplo: ¿qué costo (o retraso) tendrá que cubrir antes de que le sea posible adaptarse? Algunas compañías ya están utilizando diversas herramientas para identificar problemas y simular dicho efecto.

 

Si las renegociaciones del TLCAN restringen gravemente la capacidad de su negocio para el comercio (la totalidad de productos o un producto en particular), es necesario llevar a cabo una planeación inmediata.

 

El momento de realizar la ejecución depende de varios factores: el plazo necesario, el riesgo (costo) de que ocurra en vez de tomar acciones preventivas, entre otros elementos; para algunas compañías podría ser necesario actuar antes de que concluyan las negociaciones (o de que un país se retire del TLCAN).

 

Si usted cae dentro de esta categoría, es importante prever los efectos, además de:

 

  • Mantenerse actualizado sobre el estado de las negociaciones por medio de análisis de inteligencia significativos que permitan identificar oportunidades o afectación potencial
  • Evaluar el efecto con respecto a la cadena de suministro, retrasos fronterizos, incremento de aranceles, empleados que trabajan en otras jurisdicciones, entre otros temas
  • Evaluar las estructuras corporativas actuales y desarrollar estrategias dentro del contexto de cambios potenciales
  • Cuantificar incrementos de los aranceles e identificar oportunidades para mitigar el incremento de costos
  • Evaluar el efecto de migración y desarrollar las estrategias para afrontar el movimiento de los empleados que trabajan en el extranjero (es decir, desarrollar estrategias de planeación y migración de mano de obra). Por ejemplo, las compañías podrían querer enfocarse en obtener el estatus de TN para algunos empleados en Estados Unidos lo antes posible. Además, las compañías deben enfocarse en la ventanilla de solicitud de Visa H-1 en ese país para sus empleados

 

Para algunas compañías, las negociaciones del TLCAN podrían abrir una gama de nuevas oportunidades. Para otras, podrían desencadenar disrupciones significativas en su cadena de suministro.

 

En cualquier caso, las compañías que asumen la planeación de escenarios hoy serán las que mejor se posicionen, sin importar los resultados.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar