Reforma fiscal en Estados Unidos | KPMG | MX

Flash Fiscal: Reforma fiscal en Estados Unidos

Reforma fiscal en Estados Unidos

El comunicado indica expresamente que se ha decidido dejar de lado los ajustes en frontera (BAT, por sus siglas en inglés) para avanzar en la reforma fiscal.

1000

Con un propósito y pasión, trabajamos con usted hombro con hombro, integrando enfoques innovadores y una profunda experiencia para generar resultados confiables.

KPMG en México

Contacto

Contenido relacionado

Los llamados Seis Grandes en la política de los Estados Unidos de América (EE.UU.), es decir, el vocero de la Cámara de Representantes, Paul Ryan; el presidente del Comité de Recursos de la Cámara, Kevin Brady; el líder mayoritario del Senado Mitch McConnell; el presidente del Comité de Finanzas del Senado, Orrin Hatch; el presidente del Consejo Económico Nacional, Gary Cohn, y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, emitieron el 27 de julio un comunicado en conjunto sobre los avances de la reforma fiscal emitida por el Partido Republicano.

 

El comunicado en conjunto (como fue nombrado en el sitio de internet del Tesoro) indica que los Seis Grandes están “seguros de que existe una visión compartida de la reforma fiscal”, y están preparados para que el Comité de Recursos (Ways and Means Committee) de la Cámara y el Comité de Finanzas del Senado “tomen la iniciativa y comiencen a desarrollar la legislación para la firma del presidente”.

 

También indica expresamente que se ha decidido dejar de lado los ajustes en frontera (BAT, por sus siglas en inglés) para avanzar en la reforma fiscal.

 

Áreas de consenso

El comunicado destaca tasas impositivas más bajas para familias y empresas (pequeñas y grandes), así como el fomento de “inversiones de capital sin precedentes” y llevar de vuelta a EE.UU. “las ganancias que se encuentran en el extranjero”. Específicamente, el comunicado dice:

Por encima de todo, la misión de los comités es proteger los empleos estadounidenses y hacer los impuestos más sencillos, más justos y más bajos para las familias estadounidenses trabajadoras. Siempre hemos estado de acuerdo con que el beneficio fiscal para las familias estadounidenses debería ser prioridad en nuestro plan. También creemos que debería haber una tasa impositiva más baja para las pequeñas empresas con el fin de poder competir con las más grandes e incluso tasas más bajas para todas las empresas estadounidenses para que puedan competir con las extranjeras. El objetivo es crear un plan que reduzca las tasas impositivas tanto como sea posible, que permita una inversión de capital sin precedentes, que priorice la permanencia y que cree un sistema que aliente a las empresas estadounidenses a traer de vuelta empleos y ganancias ubicadas en el extranjero. Y ahora estamos seguros de que, sin la transición a un nuevo sistema tributario basado en el consumo interno, existe un enfoque viable para garantizar un nivel de competencia equitativo entre empresas y trabajadores estadounidenses y extranjeros, protegiendo al mismo tiempo los empleos estadounidenses y la base imponible de Estados Unidos. Mientras hemos debatido los beneficios de los ajustes en frontera para el crecimiento, entendemos que hay muchas incógnitas asociadas a ello y hemos decidido dejar esta política a un lado para avanzar en la reforma fiscal.

 

Proceso

El comunicado indica que el proceso de reforma fiscal seguirá un “orden regular” en el cual el Comité de Recursos (Ways and Means Committee) y el Comité de Finanzas serán los responsables de redactar la legislación. En concreto, la declaración establece:

Dado nuestro sentido de propósito compartido, ha llegado el momento de que los dos comités fiscales encargados de la redacción de la legislación elaboren un proyecto de ley que dé lugar a la primera reforma fiscal integral en una generación. Será responsabilidad de los miembros de esos comités elaborar una legislación que alcance los objetivos compartidos ampliamente por el Congreso, la administración y los ciudadanos que han estado cargados durante demasiado tiempo con un sistema fiscal obsoleto. Nuestra expectativa es que esta legislación circule a través de los comités este otoño, bajo un orden regular, seguido de la consideración de la Cámara de Representantes y del Senado. Como los comités trabajan para este fin, nuestra esperanza es que nuestra contraparte participe en este esfuerzo. El presidente apoya plenamente estos principios y está comprometido con este enfoque. Las familias estadounidenses están contando con nosotros para llevar a cabo una reforma fiscal histórica. Y lo haremos.

 

Observaciones de KPMG

El comunicado en conjunto aparentemente intentó dar un impulso a la reforma fiscal; para demostrar que hay áreas de consenso entre los republicanos del Congreso y la administración, y que el proceso seguirá el orden regular (en lugar de ser un proceso de “arriba hacia abajo” en el cual el liderazgo del Congreso dicta en gran medida el contenido de la legislación). También parece estar diseñado para enviar un mensaje claro de que los ajustes en frontera BAT han sido descartados.

 

El comunicado no incluye detalle técnico sobre los temas en los que hay consenso (incluyendo especificidades sobre qué tanto podrían ser recortadas las tasas impositivas); sin embargo, basándose en el lenguaje del comunicado, las áreas generales de consenso parecen incluir:

  •  Tasas individuales más bajas
  •  Tasas más bajas para entidades transparentes
  •  Tasas corporativas más bajas
  •  Algunos incentivos para la inversión de capital
  •  Repatriación de ganancias ubicadas en el extranjero
  •  No hay ajuste de frontera, pero se menciona un enfoque no especificado para “garantizar un mismo nivel de juego entre empresas y trabajadores estadounidenses y extranjeros, al tiempo que se protejan los empleos estadounidenses y la base imponible de EE.UU.”

 

El comunicado no aborda posibles compensaciones en los ingresos tributarios, como podría ser la no deducción de intereses y de impuestos estatales y locales; sin embargo, el hecho de que se dé prioridad a la permanencia sugiere que algunas compensaciones de ingresos podrían estar sobre la mesa.

 

La declaración tampoco aborda explícitamente otras propuestas fiscales que se han planteado, como la derogación del impuesto estatal o la tributación territorial.

 

Para conocer más acerca de los servicios que podemos brindarle, póngase en contacto con nosotros.
 

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar