Flash Fiscal: Decretos de beneficios fiscales | KPMG | MX

Flash Fiscal: Decretos de beneficios fiscales

Flash Fiscal: Decretos de beneficios fiscales

Flash Fiscal - El 18 de enero de 2017 se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los siguientes decretos, que entraron en vigor al día siguiente, 19 de enero.

1000

Con un propósito y pasión, trabajamos con usted hombro con hombro, integrando enfoques innovadores y una profunda experiencia para generar resultados confiables.

KPMG en México

Contacto

Contenido relacionado

1. Decreto por el que se otorga un estímulo fiscal en materia
de deducción inmediata de bienes nuevos de activo fijo para las micro y
pequeñas empresas.

 

Este nuevo decreto resulta aplicable para las personas
morales y las personas físicas que realicen actividades empresariales, cuyos
ingresos en el ejercicio inmediato anterior hayan sido de hasta 100 millones de pesos; también resulta aplicable para las que inicien operaciones y estimen que sus ingresos no superarán dicho monto.

 

Cabe señalar que el decreto publicado el 18 de noviembre de
2015 sigue vigente para quienes les resulte aplicable y deseen acogerse al
mismo, el cual señalamos en nuestro flash fiscal número 24.

 

La deducción inmediata se aplicará para los ejercicios
fiscales de 2017 y 2018, con respecto a las inversiones nuevas en activos fijos que se utilicen por primera vez en México, excepto para inversiones en
vehículos, equipo de oficina, equipo de blindaje de automóviles y aviones que no realicen fumigaciones agrícolas.

 

Este beneficio podrá reconocerse a nivel de pagos
provisionales, mediante una disminución de la base del pago. No obstante, esta deducción debe excluirse para determinar el coeficiente de utilidad a utilizar al año siguiente de su aplicación. Es obligatorio tener un claro control de estas nuevas inversiones.

 

2. Decreto que otorga facilidades administrativas en materia
del impuesto sobre la renta relativas a depósitos o inversiones que se reciban en México.

 

El ejecutivo federal considera que es necesario fomentar la
inversión y generar empleo, por lo que una de las acciones a seguir es promover el retorno al país de los recursos mantenidos en el extranjero para que se inviertan en México en beneficio de la población.

 

Este decreto resulta aplicable para las personas físicas y
morales residentes en México y las residentes en el extranjero con
establecimiento permanente en el país, con respecto a los ingresos generados y mantenidos en el extranjero hasta el 31 de diciembre de 2016, incluyendo los provenientes de regímenes fiscales preferentes.

 

No será aplicable para quienes por dichos ingresos estén
siendo auditados o se encuentren en litigio fiscal, excepto que se desista de
los medios de defensa. Tampoco es aplicable a recursos provenientes de
actividades ilícitas, ni a los ingresos que hayan generado una deducción en México.

 

El impuesto se calculará aplicando la tasa de 8% sobre el
total de los recursos que se retornen al país, sin deducción alguna. El retorno debe realizarse durante el ejercicio fiscal de 2017 y el impuesto tiene que pagarse durante los 15 días naturales siguientes a la fecha del retorno.

 

Los recursos se tendrán que retornar al país por medio del
sistema financiero y deberán mantenerse e invertirse en México, por lo menos por un periodo de dos años. Las inversiones, en general, son en bienes de activo fijo, terrenos, tecnología, pago de pasivos con partes independientes e incluso por medio del sistema financiero mexicano, mientras sea en inversiones en México.

 

El decreto también permite tener por cumplidas las obligaciones fiscales formales y se reconocerá mediante un acreditamiento el
impuesto que, en su caso, se haya pagado en el extranjero.

 

Aunque podría resultar criticable la tasa del impuesto, dado
que es sobre el total del capital retornado, vale la pena esperar las reglas
adicionales que se publicarán a efecto de saber si se cuidarán los temas de
confidencialidad solicitados al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

También cabe aclarar que los recursos sobre los que pueda
demostrarse que ya se había pagado el impuesto, podrán retornarse sin el pago del mismo y se pagaría bajo este esquema por los que aún no se hubiera enterado el mismo.

 

Finalmente, las personas morales podrán incrementar su cuenta
de utilidad fiscal neta, con la utilidad fiscal que corresponda a los recursos
retornados; asimismo, dicha utilidad deberá considerarse para la determinación de la participación de los trabajadores en las utilidades.

 

La redacción de este mecanismo no es del todo clara, por lo que esperamos que en las reglas de carácter general que se emitan al respecto, sea posible precisar este concepto.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar