Índice de Preparación para el Cambio 2017 | KPMG | MX

Índice de Preparación para el Cambio 2017

Índice de Preparación para el Cambio 2017

El cambio es la nueva normalidad: cómo se preparen los países y reaccionen ante eventos repentinos influirá en el éxito y bienestar de los ciudadanos e instituciones.

1000

Contenido relacionado

Ciudad de México, 06 de septiembre de 2017.- El cambio es la nueva normalidad: cómo se preparen los países y reaccionen ante eventos repentinos influirá en el éxito y bienestar de los ciudadanos e instituciones. México se coloca prácticamente a mitad de la tabla, en la posición 71 de 136 economías analizadas, considerando su capacidad para responder y adaptarse a cambios significativos como resultado de eventos a corto plazo como los desastres naturales, así como tendencias demográficas, económicas, sociales y tecnológicas a largo plazo, de acuerdo con el Índice de Preparación para el Cambio 2017 (Change Readiness Index 2017, CRI), realizado por KPMG International, red de firmas multidisciplinarias que proveen servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría.

 

En su cuarta edición, CRI clasifica a 136 países. Este índice es una herramienta que permite a los países conocer a fondo en dónde enfocar sus inversiones para prepararse frente al creciente ritmo de cambio a nivel mundial, analizando la capacidad de cada con base en tres pilares principales en términos de capacidad: empresas, gobierno y ciudadanía (sociedad civil).

 

“El bienestar de los ciudadanos de un país depende hoy, más que nunca, de la capacidad para hacer frente y aprovechar el cambio. CRI muestra una visión que revela los países mejor posicionados para soportar y beneficiarse del inevitable cambio, así como los factores detrás de su disposición”, indica Jesús González, Socio de Asesoría en Sostenibilidad, Gobierno Corporativo y Administración de Riesgos de KPMG en México.

Principales resultados globales

Los países europeos ocuparon siete de los 10 primeros lugares, demostrando una fuerte capacidad para manejar los desafíos de la región. Por primera vez, Suiza se coloca en la posición número uno dentro de la clasificación, reemplazando a Singapur, que había ocupado el primer lugar en los índices de 2013 y 2015.

 

De igual manera, el Reino Unido por primera vez se colocó dentro de los primeros 10 lugares, fortaleciendo así su disposición al cambio en un momento tan decisivo, dado que el país se prepara para el brexit.

 

Por otra parte, Estados Unidos también mejoró de manera significativa su clasificación desde la edición anterior de CRI, subiendo ocho lugares, de la posición 20 en 2015 a la número 12, aunque ha enfrentado un proceso de elecciones.

 

Los países con la clasificación más alta (con un cambio en su clasificación a partir de 2015):

 

  1. Suiza (+1)
  2. Suecia (+7)
  3. Emiratos Árabes Unidos (+2)
  4. Singapur (-3)
  5. Dinamarca (+3)
  6. Nueva Zelanda (+0)
  7. Países Bajos (+4)
  8. Finlandia (+2)
  9. Alemania (+3)
  10. Reino Unido (+3)
  11. Noruega (-7)
  12. Estados Unidos (+8)
  13. Hong Kong (-10)
  14. Australia (+2)
  15. Irlanda (--)*
  16. Austria (+1)
  17. Canadá (-3)
  18. Bélgica (+0)
  19. Qatar (-12)
  20. Francia (+6)

*Países que son nuevos considerando CRI 2015.

 

México, oportunidades a la vista

Comparado con los resultados del índice publicado en 2015, México bajó significativamente en la tabla de la posición 42 al lugar 71.

 

Algunas de las fortalezas que reconoce este índice son la habilidad del sector financiero, su gente y la sociedad civil; sin embargo, las oportunidades en las que México debe trabajar son innovación, investigación y desarrollo (R&D, por sus siglas en inglés), seguridad y Estado de derecho.

 

Al comparar a México con economías similares es muy evidente que la situación geopolítica actual y la incertidumbre que se ha vivido en el último año afecta la posición última, ya que se observa que los BRIC se han desplazado de posición de manera notoria: India (sube de la posición 67 a la 64), China (de la posición 45 a la 36), Sudáfrica (baja de la posición 61 a la 80), Brasil (de la 59 a la 79) y Rusia (del lugar 63 al 72).

 

“México tiene aún grandes retos tanto en el presente como en el futuro. Deben replantearse objetivos, tareas y mediciones a nivel nacional para que el crecimiento demográfico, a futuro, realmente se transforme en un bono y no en un conflicto. Temas como educación, corrupción y Estado de derecho deben ocupar los principales puntos de la agenda nacional, en la que tanto empresa como gobierno y sociedad civil tienen retos y trabajo por delante. En la fuerte dinámica mundial y local debemos reaccionar de forma proactiva con mayor velocidad para cosechar oportunidades”, agrega Jesús González.

América Latina, con sorpresas dentro de la tabla

Dentro del índice se consideraron 21 países de América Latina: existen países que se posicionan en la primera mitad de la lista general, como Chile (24), seguido de Uruguay (29), Costa Rica (33), Panamá (41) y Perú (47). Tomando en cuenta únicamente los países de la región, México se encuentra en el lugar 8.

 

Chile es el único país de la región que se coloca entre los primeros 25 países de la tabla y es un claro ejemplo a seguir considerando la habilidad de sus instituciones (sociedad civil) para afrontar el cambio, su situación fiscal y presupuestaria, y su sector financiero.

¿Por qué algunos países tienen más disposición al cambio que otros?

CRI muestra que mejorar las habilidades en áreas de gobierno, ciudadanía y sociedad civil, así como en el ambiente empresarial o de negocios, son casi siempre la clave de por qué algunos países logran escalar posiciones. No es un factor único el que fundamenta la disposición al cambio. Enfocarse solo en el producto interno bruto (PIB) o en el rendimiento empresarial no es respuesta para un país que cada vez tiene más disposición al cambio.

 

Ruanda demuestra que los países con ingresos inferiores pueden mejorar significativamente su disposición al cambio. Esta nación africana subió a la posición 46 en las clasificaciones de 2017, colocándose como el único país de bajos ingresos dentro de las primeras 50 posiciones. Ruando aprovechó el gran desempeño en la capacidad del gobierno, aspecto en el que se clasificó en la posición número 21.

¿Cómo estar preparados?

Factores como la migración, el desmedido envejecimiento de la población, el acceso a servicios de salud, entre otros, representan un promotor significativo del cambio para muchos países. No es una coincidencia que los países con altas puntuaciones en CRI –incluyendo Suecia, Alemania, los Países Bajos y el Reino Unido– tengan mayores porciones de población migrante o estén viviendo actualmente cambios sociales.

 

“Los países mejor posicionados tienen la combinación de servicios sociales, redes de seguridad, oportunidades académicas y económicas necesarias para afrontar el cambio en la sociedad”, indica Jesús González.

 

Acerca del Índice de Preparación para el Cambio

El Índice de Preparación para el Cambio (CRI) (consulte la herramienta en línea) incluye a 136 países. CRI está estructurado en tres pilares (capacidad de las empresas, capacidad del gobierno y capacidad de la ciudadanía y sociedad civil), que significa la capacidad subyacente de un país para administrar el cambio. El estudio se basa en una extensa investigación y análisis, a partir de información fuente primaria y de casi 1,400 expertos y fuentes secundarias, que incluyen el Foro Económico Mundial, el Fondo Monetario Internacional del Banco Mundial y Naciones Unidas. En kpmg.com/changereadiness, se encuentran disponibles recursos adicionales, junto con los perfiles interactivos de algunos países, los cuales permiten hacer comparaciones entre países, regiones y niveles de ingresos.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar