Aumenta conciencia y regulación frente a sostenibilidad | KPMG | MX

Aumenta conciencia empresarial y regulaciones frente a la sostenibilidad en México: encuesta de KPMG

Aumenta conciencia y regulación frente a sostenibilidad

Puntos relevantes sobre la encuesta "Desarrollo Sostenible en México 4.0" realizada por KPMG México

1000

Contacto

Contenido relacionado

Ciudad de México, 3 de marzo de 2016.- Para 97% de los directivos en México la sostenibilidad es relevante y crítica para el futuro de sus organizaciones, y es de destacar que 90% lo incluye en su planeación estratégica. Por otro lado, solo 33% de los encuestados afirma que su organización emite un reporte de sostenibilidad o tiene algún tipo de comunicación formal con sus grupos de interés (stakeholders) y el 34% de estos se basa en los estándares del Global Reporting Initiative(GRI), de acuerdo con la encuesta Desarrollo Sostenible en México 4.0 de KPMG en México, Firma multidisciplinaria que brinda servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría.

 

Jesús González, Socio Líder de Asesoría en Desarrollo Sostenible de KPMG en México, enfatiza: “Desde 2009, el concepto ha evolucionado de la ética y la responsabilidad social a un asunto de estrategia, visión de largo plazo y gestión de riesgos reputacionales, legales, físicos y regulatorios. Cada vez es mayor el número de empresas medianas y grandes que consideran la sostenibilidad un tema estratégico, inherente a los procesos de negocio y necesario para la supervivencia y la creación de valor y riqueza a largo plazo”.

 

KPMG en México desarrolló este estudio con el objetivo de encontrar tendencias más claras que permitan a cada empresa y directivo reflexionar sobre su estado actual y expectativa a futuro. Los resultados muestran la actual dinámica del tema de sostenibilidad en México y el mundo. 

 

“La sostenibilidad es una estrategia de gobiernos y organizaciones que ha encontrado su justificación en la consideración de tres aspectos fundamentales: económico, ambiental y social”, agrega Jesús González. 

 

Al calificar el nivel de madurez de la sostenibilidad en las empresas, se percibe una situación estática si se compara con los resultados de 2013; 23% de las empresas reconoce una madurez alta (contra 22% en 2013); un resultado con mayor alcance se observa en madurez media con 40% (contra 45% en 2013). Dichos resultados se consideran positivos a pesar de la poca variación, derivado de una situación global que continúa en proceso de recuperación.Para alcanzar esta madurez conviene tratar los conceptos asociados a este tema en el Consejo de Administración y Comités de las organizaciones. Entre los directivos, 39% declara que esta materia sí se gestiona en los consejos, aunque es de destacar que 43% lo aborda a veces y, además, no de manera formal ni como parte de la agenda, mientras que 18% no lo conversa.

 

Por otra parte, las organizaciones hoy enfrentan un gran reto en materia de sostenibilidad, que es asegurar que todo su ambiente sea óptimo para la generación de información confiable, recurrente y automática. Cuando se consideran los factores de riesgo que pueden poner en entredicho la sostenibilidad de una empresa o gobierno, uno de los factores más importantes -y no siempre considerado de manera integral- son los stakeholders. Según la encuesta, 60% de los encuestados tiene identificados claramente a estos grupos; sin embargo, solo 9% los tiene categorizados por su relevancia y, en consecuencia, tiene mayor capacidad de coordinación y gestión de los mismos.

 

Medir para conocer y mejorar

 

Los riesgos y posibles impactos deben ser proactivamente controlados. Los resultados muestran que 27% de las organizaciones no identifica sus 15 riesgos más críticos en lo ambiental y social. Aunque 50% hace un esfuerzo al respecto, este es aún parcial y no estratégico. El porcentaje de quienes sí lo hacen de manera integral es 23%.        

 

“La identificación de los riesgos previsibles, incluso aquellos que no están bajo el control de la organización, permite incorporarlos en la planeación estratégica”, comenta Jesús González. Al respecto, ante la pregunta “En su planeación estratégica e indicadores del tablero de controlBalanced Scored Card (BSC), ¿incluye el concepto de sostenibilidad?”, 31% de los encuestados sí lo incluye, mientras que el mismo porcentaje indica que no; cabe señalar que 16% indica que lo hace parcialmente, aunque solo en aspectos económicos y ambientales.

 

“Los indicadores son fundamentales para la gerencia y la administración de una empresa, y representan la guía para medir su desempeño y conducirla a la obtención de sus metas previstas. Aquí se materializa el reto de medir para conocer y mejorar”, puntualiza Jesús González.

 

La gestión de riesgos da certeza al negocio

Ante la pregunta “¿Ha sufrido su organización impactos económicos por aspectos sociales y/o ambientales?”, 39% de los ejecutivos reconoce haber sufrido un impacto económico por razones ambientales o sociales. “El impacto económico derivado de conflictos sociales o ambientales es importante y recurrente. En las cifras citadas, es posible que aún no se reflejen temas como el impacto de la Ley de Cambio Climático, el impuesto a hidrocarburos, las recientes reformas estructurales o el énfasis en el combate a la corrupción, que definitivamente ha venido a cambiar las reglas del juego”, afirma Jesús González. 

 

La comunicación abre caminos

 

Las empresas grandes y medianas, debido a su dinámica y mercados donde operan, tienen más conciencia y preocupación en su relación con los grupos de interés. Al respecto, al preguntarle a las empresas si emiten un reporte de sostenibilidad o tienen algún tipo de comunicación formal con estos grupos, 3 de cada 10 mencionan que utilizan medios formales. Existen diferentes estándares de reporte y operación, donde comparando los resultados de la edición pasada, la adhesión a las normas GRI para reportes de sostenibilidad baja de 50% en 2013 a 34%; mientras que la preferencia por ISO 26000 pasa de 12% a 20% en esta edición. Lo más relevante es que, para 2015, 45% de los encuestados menciona que usa más de una opción para efectos de reporteo, operación y comunicación.

 

Ley General de Cambio Climático (LGCC) y CO2

 

En línea con la situación global, el tema CO2 y Gases de Efecto Invernadero (GEI) se ha vuelto trascendental para México, tanto en ambiente regulatorio como en aspectos de eficiencia energética y de procesos. Sin embargo, ante la LGCC -que hoy es una realidad en nuestro país- solo 23% de los encuestados comprende su responsabilidad y situación, y solo 25% cuenta con un inventario de CO2.

 

La LGCC contempla penalizaciones que pueden llegan hasta 10,000 salarios mínimos en la primera falta y hasta tres veces dicho monto en caso de reincidencia. Relativo al tema, Jesús González señala: “el tema se ha vuelto relevante para las autoridades indudablemente”. De acuerdo con la encuesta, se visualiza que algunos grupos sí están considerando generar inventarios a futuro (35%); sin embargo, pareciera que todavía existe camino por andar para las empresas mexicanas en este ámbito, ya que 4 de cada 10 empresas no se siente preparada para reportar su información al RENE (Registro Nacional de Emisiones).

 

“Desde nuestra primera encuesta (en 2009), vemos avances sustantivos en el contexto nacional. La sostenibilidad es un concepto que llegó para quedarse y cada vez es más relevante para las empresas y para los gobiernos, que buscan regular su gestión y reporteo; para sus clientes y grupos de interés”, concluye Jesús González, Socio Líder de Asesoría en Desarrollo Sostenible de KPMG en México.  

 

 

Ley General de Cambio Climático (LGCC) y CO2
Ley General de Cambio Climático (LGCC) y CO2

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar