Reflexiones sobre el futuro del sector eléctrico en España

El futuro del sector eléctrico en España

El nuevo modelo energético requerirá revisar el marco regulatorio del sector eléctrico en España

El nuevo modelo energético requerirá revisar el marco regulatorio

• KPMG ha organizado un ciclo de debates con representantes de compañías, organismos y asociaciones empresariales del sector eléctrico

• El cumplimiento de los objetivos medioambientales hará necesario revisar los mecanismos de remuneración a la producción de energía eléctrica y la contribución de todos los sectores emisores a los costes de la descarbonización

• Los consumidores tendrán un protagonismo creciente en el nuevo modelo energético, siendo necesario mejorar su satisfacción con el servicio, desarrollando el marco para su participación en la gestión de la demanda y en el autoconsumo, revisando su estructura de tarifas y luchando de manera más efectiva contra la pobreza energética y el fraude

• Las redes eléctricas también jugarán un papel clave en la configuración del nuevo modelo energético, lo que requerirá desarrollar nuevos criterios para su planificación, su gestión a nivel local y su interconexión con Europa

Un nuevo modelo energético que haga posible el cumplimiento de los objetivos medioambientales sin comprometer la competitividad ni la seguridad de suministro va a requerir revisar el marco regulatorio del sector eléctrico en España, tanto en lo que se refiere a la producción y uso de la energía como al rol del consumidor y de las redes eléctricas. Así se ha puesto de manifiesto entre los meses de abril y junio de 2016 en un ciclo de debates organizado por KPMG sobre la situación actual y perspectivas del sector eléctrico.

En las discusiones han participado representantes de empresas, organismos y asociaciones empresariales relacionadas con el sector eléctrico. Se han desarrollado cinco sesiones de trabajo en las que se han tratado los siguientes temas principales, que se han estructurado definiendo bloques de contenidos para ordenar la discusión e identificar los temas de mayor interés:

  • El mercado eléctrico y la formación de los precios
  • El desarrollo de la actividad de comercialización y el nuevo rol del consumidor
  • La financiación del sistema económico de cargos y tarifas y la fiscalidad energética
  • Las energías renovables, la cogeneración, el autoconsumo y la eficiencia energética
  • La regulación de las redes eléctricas

KPMG ha actuado como coordinador del debate y relator de la sesiones y ha elaborado un documento denominado Reflexiones sobre el futuro del sector eléctrico en España en el que se sintetizan los temas a su juicio más relevantes que han sido objeto de discusión y la propuesta de las acciones que ha identificado como de mayor prioridad para mejorar el funcionamiento del sector eléctrico.

En lo que incumbe al mercado eléctrico y formación de precios, las acciones prioritarias identificadas incluyen revisar los mecanismos de remuneración a la producción de energía eléctrica y su impacto en la formación de precios en el contexto de una participación creciente de las tecnologías de costes fijos (renovables en particular), analizar y desarrollar los instrumentos y mecanismos impositivos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero con un enfoque global de participación de todos los sectores emisores, introducir mecanismos que permitan y fomenten la participación de la demanda y las energías renovables en los mercados y servicios de la operación del sistema eléctrico, e impulsar mecanismos de mercado para mejorar la liquidez a plazo.

En cuanto a la actividad de comercialización y el nuevo rol del consumidor, las prioridades de acción identificadas por KPMG en los debates son potenciar medidas que mejoren el nivel de satisfacción del consumidor, mejorar el diseño del Bono Social y su relación con la pobreza energética, revisar los incentivos y sistemas de penalizaciones actuales para determinadas formas de fraude e impago de comercializadoras y consumidores, revisar el modelo de participación del consumidor en la gestión de la demanda y la interrumpibilidad de los consumos, simplificar los procesos para permitir el desarrollo de la actividad de comercialización y revisar el sistema de gestión de la información de los consumidores para favorecer la competencia.

 

Revisar la estructura de costes

 

En lo referente a financiación del sistema, las acciones más relevantes deberían incluir la revisión de la estructura de costes del sistema identificando aquéllos que se deban incluir en las tarifas de los consumidores eléctricos, mejorar y desarrollar la metodología de asignación de los peajes de acceso y cargos del sistema eléctrico respectivamente entre los distintos tipos de consumidores, así como revisar con un alcance global las medidas de fiscalidad en los diferentes sectores emisores, su contribución a la financiación de las políticas medioambientales y su impacto sobre la formación de precios del mercado y la competitividad energética.

En lo referente a las energías renovables, cogeneración, autoconsumo y eficiencia energética, las prioridades identificadas se centran en examinar la distribución entre los distintos sectores emisores de los costes derivados de alcanzar los objetivos medioambientales, revisar el marco regulatorio para el desarrollo del autoconsumo y la generación distribuida de forma integrada con la revisión de la metodología de tarifas y la asignación de costes a los consumidores, identificar mecanismos competitivos y de mercado, como las subastas, para definir el sistema de apoyo a las nuevas instalaciones de producción con fuentes de energías renovables y cogeneración y desarrollar sistema de certificados de ahorro de energía.

Finalmente, en el capítulo de las redes eléctricas, las acciones más prioritarias serían revisar los aspectos de mejora en el proceso de la planificación de las redes, desarrollar los aspectos normativos pendientes del modelo retributivo de la actividad de distribución eléctrica, analizar la metodología de cálculo de la tasa de retribución del modelo retributivo de distribución y transporte eléctrico para su aplicación en el segundo periodo regulatorio, evaluar los criterios que deben impulsar el desarrollo de las interconexiones internacionales y la asignación de sus costes y diseñar la regulación que permita el desarrollo de las nuevas funciones de la red local en torno a la figura del DSO (operador del sistemas de distribución)así como su relación con el TSO (operador del sistema de transporte).

 

Contacta

 

Solicitud de propuesta

 

Enviar RFP