La banca vendió 15.800 millones en activos non-core en 2015

La banca vendió 15.800 millones en activos non-core

Las ventas de carteras de activos no estratégicos de los bancos en Europa alcanzó la cifra récord de 104.000 millones de euros el año pasado, el mayor volumen desde 2008. De esta cantidad, las operaciones en España representaron cerca del 17%, según el informe European Debt Sales elaborado por KPMG.

Contenido relacionado

La banca vendió 15.800 millones en activos non-core en 2015
Según el informe European Debt Sales de KPMG:
  • España representa el 17% de las transacciones de carteras de activos non-core que se han realizado en Europa en 2015, según indica KPMG.
  • Sabadell, Bankia, CaixaBank y Sareb han sido las entidades españolas que mayores desinversiones de estas carteras realizaron durante el pasado año.
  • La mayor actividad se concentró en Reino Unido, con ventas de carteras de deuda por importe superior a los 38.000 millones de euros.
  • Europa continúa siendo un mercado atractivo con importantes operaciones en curso con un valor conjunto superior a los 44.000 millones de euros.

El acceso de los inversores a financiación a tipo de interés muy bajo está favoreciendo la inversión extranjera.

Este estudio concluye que los inversores siguen muy interesados en comprar carteras de préstamos en el continente y los proyectos en curso comprenden transacciones de más de 44.000 millones de euros. El informe revela además que el ritmo de esta actividad persistirá probablemente en 2017. Hasta la fecha, las entidades españolas que mayor esfuerzo han realizado en sanear su balance a través de la desinversión de carteras de activos no estratégicos han sido Banco Sabadell, Bankia, CaixaBank y Sareb.

Reino Unido e Irlanda son los países más activos con 39.000 y 25.000 millones de euros en transacciones durante el pasado año, debido principalmente a la actividad de venta de carteras de sus bancos malos.

Por ejemplo, la entidad británica que gestiona los activos problemáticos en Reino Unido vendió a través del Proyecto Granite una cartera de 18.000 millones de euros a Cerberus Capital Management.

Sin embargo, la fuerte competencia entre compradores de carteras en estos dos países está dirigiendo el interés de los inversores hacia otras economías que se están recuperando, como es el caso de España, con unas ventas de activos realizadas por valor de 15.800 millones de euros, e Italia, donde el importe de las transacciones alcanzó los 13.300 millones de euros, debido a que los compradores y las entidades financieras se están centrando cada vez más en sus activos inmobiliarios.

El progreso se ha notado menos en los países de Europa Central y del Este, pero continúan madurando como mercados de préstamos con 40 transacciones completadas en 2015 con todas las clases de activos.

El Gobierno griego y sus entidades financieras trabajan activamente para reactivar su sector bancario. KPMG prevé que estos esfuerzos impulsarán el mercado de ventas de activos no estratégicos en el sur de Europa, con foco especial en carteras de deuda corporativa en el segundo semestre de 2016.

Entretanto, en el mercado europeo de valores respaldados por activos (ABS) los niveles de emisiones nuevas alcanzaron un máximo después de la crisis, impulsados en el Reino Unido por el re-apalancamiento de las carteras de hipotecas vendidas. Esto implica una mejora en el acceso a la financiación por parte de los inversores favorecido adicionalmente por un escenario de tipos de interés muy bajos.

Para Carlos Rubí, socio responsable de venta de carteras de Corporate Finance de KPMG en España, “los mercados del sur de Europa, principalmente España e Italia, están cada vez más activos y captando apetito inversor en detrimento de mercados más competidos como Reino Unido e Irlanda. También hay motivos para ser positivos con la evolución de los mercados de Grecia, Europa Central y del Este, donde el capital extranjero ayuda cada vez más a los bancos a reducir su exposición en activos no estratégicos”.

Rubí concluye que “las principales entidades financieras españolas han desarrollado la venta de carteras como una potente herramienta de gestión de su balance y cuenta de resultados. Aunque actualmente estamos ante un escenario macroeconómico que requiere cautela, los inversores están cada vez más cómodos tras la adquisición y desarrollo de plataformas de gestión especializadas y una evolución positiva del mercado inmobiliario.

Nuestra perspectiva para el mercado de compraventa de activos no estratégicos en Europa, y especialmente en España, es que registre otro año con un alto volumen de actividad”. 

El informe puede descargarse aquí.

Contacta

 

Solicitud de propuesta

 

Enviar RFP

La nueva plataforma digital de KPMG

La nueva plataforma digital de KPMG