Los Gobiernos amplían sus sistemas tributarios para elevar la recaudación

Los Gobiernos amplían sus sistemas tributarios

Los tipos impositivos generales globales se han mantenido estables en 2015, en una época en la que los Gobiernos tratan de impulsar sus economías en un contexto de volatilidad de los mercados locales e internacionales.

Contenido relacionado

Los Gobiernos amplían sus sistemas tributarios para elevar la recaudación

Según el Estudio Global sobre Tipos Impositivos de KPMG:

  • El Estudio Global sobre Tipos Impositivos de 2015 elaborado por KPMG concluye que los principales países están ampliando la base imponible y aumentando la variedad de bienes y servicios sujetos a impuestos para recaudar más y costear los gastos del bienestar social.  
  • España es el país, de los 145 analizados, que más ha bajado el IRPF en 2015, pasando del 52% al 47%, mientras que Aruba, con el 58,95%, es el que tiene un mayor tipo impositivo en este tributo. 
  • Entre los países que tienen implementado un impuesto indirecto, Hungría sigue a la cabeza con el 27%. El tipo más bajo (1,5%) se observa también este año en Aruba.
  • En el caso del Impuesto sobre Sociedades, Emiratos Árabes Unidos ocupa el primer puesto con el tipo más elevado: el 55%. El tipo más bajo (9%) se encuentra en Montenegro. 

Los contribuyentes de numerosos países del mundo deben asumir que pagarán más impuestos en los próximos años, a medida que los Gobiernos comienzan a ampliar sus sistemas tributarios para reembolsar la deuda y sufragar el incremento de los gastos del bienestar social, al tiempo que se consolidan los esfuerzos internacionales por actualizar la legislación tributaria.

Estas son las principales conclusiones del Estudio Global sobre Tipos Impositivos (Global Tax Rate Survey) de 2015 elaborado por KPMG. A partir de la información procedente de 145 países, el estudio muestra que, aunque en general los tipos impositivos no están cambiando con mucha rapidez, los Gobiernos buscan ampliar la base imponible, aumentando la variedad de bienes, servicios y actividades sujetos a impuestos para recaudar más ingresos. Al mismo tiempo, se están derogando las deducciones o bonificaciones fiscales introducidas por diversos países durante la recesión para respaldar determinados sectores y fomentar el gasto de los consumidores.

“Los Gobiernos han hecho lo que han podido para mantener sus economías activas y saneadas durante los años que siguieron a la crisis financiera global de 2008, reaccionando desde la perspectiva recaudatoria con un aumento de la presión fiscal”, comenta Maria José Aguiló, socia responsable de KPMG Abogados. “Ahora que muchas economías están saliendo de la recesión y comienzan a crecer, observamos que se están modificando las normas actualizando muchos sistemas fiscales para adaptarlos a un nuevo entorno que todavía presenta ciertas incertidumbres”, añade.

“Uno de los retos más importantes en la actualidad radica en el hecho de que la legislación fiscal es local pero las empresas son globales”, comenta Alberto Estrelles, socio responsable de Fiscalidad Corporativa de KPMG Abogados. “La complejidad de aplicar leyes fiscales nacionales a empresas que operan a escala internacional plantea problemas y muchos países tratan de aprovechar sus sistemas fiscales para competir a la hora de atraer inversión y crear puestos de trabajo”.

Según las conclusiones del informe, los tipos de los Impuestos sobre Sociedades reanudarán su descenso a largo plazo a medida que vuelve a aparecer la competencia fiscal y con el objetivo de atraer inversión y crear puestos de trabajo. Sin embargo, para Estrelles “las empresas se centrarán también en el tipo impositivo efectivo, en el que se tienen en cuenta los incentivos y las desgravaciones, cuando decidan dónde invertir”.

 

IVA: el tributo ‘preferido’ de los Gobiernos

Durante los últimos años, las subidas de los tipos de los impuestos indirectos muestran que se están convirtiendo en los impuestos preferidos por los Gobiernos de todo el mundo para elevar su recaudación fiscal. “Los impuestos indirectos constituyen una fuente de ingresos a la que muy pocas administraciones pueden resistirse.

La recaudación no depende de los beneficios empresariales; ofrecen un flujo de
ingresos más estable y continuo, en lugar de sumas más o menos importantes de
efectivo recibidas en función de la coyuntura económica, y se recaudan con
mucha más rapidez que el Impuesto sobre Sociedades”, señala Maria José Aguiló.

En todo caso, “los impuestos indirectos y su aplicación cambian muy rápidamente en un número significativo de países para hacer frente a numerosos retos y muchas veces con complejas regulaciones”, explica Alberto Estrelles. Así, Malasia y las Bahamas han introducido el IVA este año y existen planes de introducir un impuesto similar en India y en los Estados del Golfo, con lo que este tributo está presente ahora en más de 160 países.

En lo que respecta al Impuesto sobre Sociedades, Juan Ignacio Marrón, socio responsable del área de Tributación Internacional y Precios de Transferencia de KPMG Abogados, asegura que “nunca será eliminado”. A su juicio, "los beneficios de las entidades siempre tributarán” ya que “es una demanda de los Gobiernos y los ciudadanos de a pie y no se entendería que no fuera así”.

“Dada la globalización de las empresas y el hecho de que la recaudación de impuestos se realiza en cada país, el debate a nivel supranacional liderado por instituciones y organismos como la OCDE y la UE se centra en cómo habrá que distribuir los beneficios sujetos a tributación entre las distintas jurisdicciones”, continúa.

 

Las recomendaciones de la OCDE pasan a fase legislativa

Los factores económicos y sociales que generan impuestos más elevados surgen en un momento en el que el importante esfuerzo internacional por actualizar y modernizar los sistemas tributarios está llegando a su fase final. Lanzado por la OCDE en 2013 y aprobado por el G20, el Plan de Acción de la OCDE para abordar la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés) incluye 15 áreas clave para fomentar la transparencia, mejorar los informes que presentan las multinacionales y aumentar la cooperación entre los países en los que operan.  El 5 de octubre de 2015, la OCDE publicó un paquete final de propuestas, así como un plan para realizar un trabajo de seguimiento y un calendario de implantación. “Si bien esta hoja de ruta variará en función de cada país y algunas jurisdicciones europeas ya han incorporado aspectos del plan la publicación final de la OCDE marca un cambio crucial desde la fase de recomendación y de consulta hacia la fase de legislación e implantación”, valora Juan Ignacio Marrón.

 

Cambios en los tipos impositivos

El estudio de KPMG 2015 Global Tax Rate Survey  muestra que, desde la publicación de su última edición en julio de 2014, en dos países ha subido el tipo de los impuestos indirectos y ha bajado en tres. Por su parte, en seis países se ha aumentado el tipo del impuesto sobre Sociedades y en 11 se ha reducido. En lo que respecta a la tributación directa, siete países han aumentado el tipo impositivo mientras que ocho la han reducido, siendo España el que registra un mayor descenso.

 

Tributación Indirecta (IVA)

 

Subidas

País Tipo anterior Tipo actual
Bahamas N/A 7,5%
Luxemburgo 15% 17%

 

Bajadas

País Tipo anterior Tipo actual
Islandia 25,5% 24%
Malasia 10% 6%
Sria Lanka 12% 11%

 

Tributación del impuesto sobre Sociedades

El Gobierno español aprobó unaTributación del impuesto sobre
Sociedades bajada en el impuesto sobre Sociedades del 30% al  28% en 2015 y al 25% en 2016. Con estos tipos, España seguiría estando por encima de la media de los países de la UE (22,15%) y de Europa (20,24%) y se situaría como el octavo país (al mismo nivel que Austria y Holanda) con el tipo de Sociedades más alto en la UE. En concreto, el tipo general de España se situaría por debajo de los países de nuestro entorno más cercano como Alemania (29,65%), Bélgica (33,99%), Francia (33,33%), Italia (31,4%) y Luxemburgo (29,22%).

En todo caso, a la hora de realizar comparaciones válidas entre los distintos países, los tipos impositivos son sólo el punto de partida para los inversores extranjeros ya que, como se ha señalado, éstos también analizan el tipo efectivo, considerando los diferentes incentivos y las restricciones fiscales a la deducibilidad de gastos. La seguridad jurídica es asimismo un aspecto básico para que los
inversores puedan realizar sus proyecciones y tomar decisiones de invertir.

 

Subidas

País Tipo anterior Tipo actual
Alemania 29,58& 29,65%
Argelia 19% 23%
Chile 20% 22,5%
India 33,99% 34,61%
Jersey 0 20%
Jordania 14% 20%

 

Bajadas

País Tipo anterior Tipo actual
Angola 35% 30%
Curaçao 27,5% 25%
Dinamarca 24,5% 23,5%
República Dominicana 28% 27%
Estonia 21% 20%
Guatemala 28% 25%
Japón 35,64% 33,06%
Pakistán 34% 33%
Portugal 23% 21%
España 30% 28%
Reino Unido 21% 20%

 

Tributación directa (IRPF)

La reforma fiscal aprobada por el Gobierno español e implantada en 2015 ha llevado a España a ser el país que más ha reducido los tipos impositivos directos en 2015, desde el 52% para el tramo máximo hasta el 47%. Además, otros siete países han reducido la presión fiscal en este tributo sobre la renta, mientras que siete países han elevado los tipos.

 

Subidas

País Tipo anterior Tipo actual
Bielorrusia 12% 13%
Finlandia 49% 52,35%
Luxemburgo 41,34% 43,6%
México 30% 35%
Taiwán 40% 45%
Ucrania 17% 20%
Zimbaue 45% 51,5%

 

Bajadas

País Tipo anterior Tipo actual
Curaçao 49% 48,25%
Dinamarca 55,56% 55,41%
Estonia 21% 20%
Egipto 25% 22%
Letonia 24% 23%
Malasia 26% 25%
Noruega 25% 25%
España 52% 47%

Los tipos más altos y más bajos de los 145 países analizados

La comparación de los tipos del impuesto sobre sociedades y de los impuestos indirectos de más de 145 países puede realizarse a través de la herramienta online de tipos fiscales de KPMG: www.kpmg.com/taxrates

2015 KPMG Global Tax Rate Survey

A compilation of Indirect, Corporate, Individual and Social Security Tax rates.

 
Leer más

Contacta

 

Solicitud de propuesta

 

Enviar RFP

La nueva plataforma digital de KPMG

La nueva plataforma digital de KPMG