Alimentación y Bebidas crece un 2,2% en la Comunidad Valenciana

A&B crece un 2,2% en la C. Valenciana

Las principales empresas del sector de Alimentación y Bebidas (A&B) de la Comunidad Valenciana cerraron 2013 con un incremento del 2,2% en las ventas.

Contenido relacionado

De izquierda a derecha: Noelia Aguado, manager de Auditoría de la oficina de Valencia de KPMG en España, Bernardo Vargas, socio responsable de las oficinas de KPMG en la Comunidad Valenciana, Juan Tur, director de Auditoría de la oficina de Valencia de KPMG en España
  • El sector crea empleo. La plantilla media ha aumentado un 2% en 2013. 
  • La presión sobre los precios ha llevado a una caída de la rentabilidad y del resultado neto. 
  • El estudio revela que las sociedades analizadas han reducido su endeudamiento y mejorado su solvencia un año más. 
  • Las exportaciones de las 21 empresas analizadas continúan siendo uno de los retos del sector.

Las principales empresas del sector de Alimentación y Bebidas (A&B) de la Comunidad Valenciana cerraron 2013 con un incremento del 2,2% en las ventas, pasando de los 3.440 millones de euros en 2012 a los 3.517 millones de euros en 2013. A pesar de ello, el resultado de explotación se redujo un 6,9% respecto a  2012, motivado principalmente por el empeoramiento del margen bruto -con una caída de 1 punto porcentual sobre las ventas - y por el incremento de los costes de aprovisionamiento.

El beneficio neto alcanza los 105 millones de euros en 2013 (119 millones de euros en 2012) a pesar del complicado entorno económico y de la caída de precios que ha afectado al sector y que ha obligado a estas empresas a ganar en eficiencia y reducir márgenes para no perder cuota de mercado.

El margen de explotación sobre ventas también se ha visto reducido hasta situarse en el 4,4%, frente al 4,8% de 2012. Como consecuencia de la caída del resultado de explotación y del resultado financiero, que incrementa sus pérdidas en 7,6 millones de euros en 2013 con respecto al año anterior, el margen neto pierde 0,5 puntos porcentuales ascendiendo al 3% sobre el importe total de la cifra de negocios.

Facturación 

Según el estudio, la facturación media de A&B continua su tendencia al alza y se sitúa en 167 millones de euros, un 2,2% más que en 2012 (164 millones) y un 5,7% más que en 2011 (158 millones). Es importante tener en cuenta el tamaño de las sociedades analizadas; el peso de las sociedades cuya facturación es inferior a 100 millones de euros es del 29% del total en el ejercicio 2013 (33% en 2012). En 2013, trece de las veintiuna sociedades incluidas en el estudio incrementan su facturación respecto al ejercicio anterior.

Por otro lado, en 2013, el 7% de las ventas de Alimentación y Bebidas, según sus cuentas anuales, se realizan en mercados extranjeros, lo que refleja unos niveles de exportación inferiores al conjunto del sector español.

"En 2013, Alimentación y Bebidas continúa mostrándose como un grupo de empresas sólido para afrontar el futuro y que está preparado para afrontar nuevos retos como la búsqueda de nuevos mercados y la diferenciación de producto", apunta Bernardo Vargas. “Por dimensión, ocupación, fuerza productiva y valor estratégico, el sector Alimentación y Bebidas es uno de los principales motores económicos de la Comunidad Valenciana", concluye el socio.

Empleo y productividad

A pesar del entorno macroeconómico, el sector A&B en la Comunidad Valenciana ha conseguido crear empleo en 2013. El número medio de empleados ha ascendido a 8.304 personas, un 2% más que en 2012, generando 167 empleos netos en el ejercicio.

En relación con el tamaño de las empresas analizadas, el 57% son compañías con menos de 250 trabajadores y tres sociedades son grandes empresas con más de 500 empleados.

Durante 2013, los gastos de personal se incrementan un 2,3%, en línea con el aumento de las ventas. Por su parte, el coste medio por empleado, permanece prácticamente en los mismos niveles de 2012, aumentando un 0,2%.

La productividad -entendida como la proporción entre la cifra de ventas y el número medio de empleados- se mantiene con respecto a 2012, debido a que el aumento de las ventas ha sido similar al incremento del número medio de empleados.

Para Bernardo Vargas, socio responsable de las oficinas de la Comunidad Valenciana de KPMG en España, "el esfuerzo realizado por el sector agroalimentario de la Comunidad Valenciana hasta el cierre del ejercicio 2013 para adaptarse a los cambios que se estaban produciendo queda patente con la reducción del margen de las compañías y la creación de empleo".

Balance y endeudamiento

En términos de balance, el activo total de las empresas analizadas disminuye ligeramente (1%). Por otro lado, y a pesar del entorno económico, A&B se mantiene como un sector con alto nivel de solvencia, ya que sus fondos propios representan el 58% del total del patrimonio neto y pasivo. En 2013, se reduce tanto el pasivo corriente como el no corriente, debido al menor endeudamiento con empresas del grupo y asociadas y con entidades de crédito, entre otros. Como consecuencia, el ratio de endeudamiento se sitúa en 0,74 frente al 0,88 del ejercicio anterior.

El ratio de liquidez, aumenta desde el 1,57 de 2012 hasta el 1,72 en 2013. Es decir, por cada euro que A&B debe pagar en el corto plazo dispone de 1,7 euros.

En lo que respecta al fondo de maniobra, vemos que se sitúa en torno a 432 millones de euros, lo que supone un aumento del 12,3% respecto al ejercicio 2012.

El índice de rentabilidad económica (relación entre el resultado de explotación y el activo total) de A&B alcanza el 8% y la rentabilidad financiera (relación entre el resultado neto y el patrimonio neto) se sitúa en el 9,6%, registrándose una caída respecto a 2012 en 0,5 y 1,9 puntos porcentuales, respectivamente.

Según la información obtenida de los estados de flujos de efectivo de las sociedades que componen el estudio, se puede afirmar que A&B continúa presentando cifras positivas en la generación de caja a través de sus principales actividades, que ha sido utilizada en parte para continuar invirtiendo, retribuir a sus accionistas con dividendos, en ambos casos en menor medida que en 2012, y cancelar deuda con entidades financieras. Asimismo, el superávit, generado en los flujos de efectivo se tradujo en un aumento de la caja de 67 millones de euros.

 

Contacta

 

Solicitud de propuesta

 

Enviar RFP

La nueva plataforma digital de KPMG

La nueva plataforma digital de KPMG