Las multinacionales dominarán el mercado automovilístico los próximos diez años

Multinacionales dominarán el mercado automovilístico

Según el XVI Estudio anual sobre Automoción de KPMG: El crecimiento en mercados emergentes (50%), la optimización del motor de combustión interna (49%) y la estandarización de los procesos de fabricación (48%), son prioritarios para los directivos del sector encuestados. Un nivel reducido de consumo de combustible (67%), el aumento del ciclo de vida del vehículo (53%) y la innovación en seguridad (52%) marcarán la decisión de compra de los consumidores. El estudio revela que más de la mitad de los directivos considera poco probable una revolución importante de los modelos de negocio actuales en los próximos cinco años.

Contenido relacionado

XVI Global Automotive Executive Survey

Los fabricantes de equipos originales del sector de automoción (OEM, por sus siglas en inglés) seguirán dominando el mercado, al menos hasta el año 2025, a pesar del número creciente de empresas de base tecnológica que buscan hacerse un hueco en un sector tan competitivo, aprovechando una nueva e incipiente cultura de movilidad. Ésta es la opinión de más del 80% de los directivos que han participado en el XVI Global Automotive Executive Survey, encuesta global sobre el sector que elabora anualmente KPMG.

Un 67% de los directivos encuestados también otorga una posición destacada en el mercado a las marcas especializadas en el desarrollo de vehículos 100% eléctricos, mientras que para la mayoría de los participantes en el informe, las compañías tecnológicas tradicionalmente centradas en el desarrollo de software, hardware e internet, así como los proveedores globales de componentes para automoción, tendrán un papel creciente, aunque secundario, en este sector durante los próximos diez años.

Para más de la mitad de los 200 directivos participantes en el estudio, las cuestiones que afectan a su negocio a corto plazo prevalecen sobre las innovaciones estratégicas. A este respecto, las tres prioridades que hoy marcan sus agendas son: el crecimiento del mercado en países emergentes (56%), la optimización del motor de combustión interna (49%) y el uso cada vez mayor de plataformas y la estandarización de los procesos de fabricación (48%). Por el contrario, para la mayor parte de los encuestados, las apuestas estratégicas para el desarrollo de tecnologías relativas a la conectividad de los vehículos, la auto-conducción y la electromovilidad, no son, en estos momentos, prioritarias.

“Es sorprendente observar que mientras la práctica totalidad de las marcas está actualmente invirtiendo recursos y esfuerzos para tratar de lanzar al mercado productos innovadores en cuanto a tecnología de conectividad y alternativas de propulsión más eficientes y respetuosas con el medio ambiente, los directivos encuestados manifiestan percibir estas necesidades como no prioritarias” afirma Francisco Roger, socio responsable del sector de Automoción de KPMG en España. “Los criterios de coste/ahorro van ganando peso en la decisión de compra de vehículos por parte de los consumidores y el sector lo percibe. Tecnología innovadora sí, pero siempre que sea a un precio razonable”, añade Roger.

Por otra parte, a pesar del auge de las nuevas tecnologías en el que estamos inmersos y que afecta a toda la actividad económica, para más de la mitad de los directivos de este sector (57%) es poco probable que se produzca una revolución importante de los modelos de negocio actuales en los próximos cinco años, y sólo uno de cada diez considera que el cambio de modelo es necesario como respuesta a los nuevos retos que se plantean.

En relación con las decisiones de compra de los consumidores, los directivos creen que éstos seguirán guiándose por cuestiones relacionadas con el ahorro y la seguridad. Así, la mayoría de los encuestados afirma que un nivel reducido de consumo de combustible (67%), el aumento del ciclo de vida del vehículo (53%) y la innovación en seguridad (52%), serán los factores clave en la decisión de adquirir un vehículo. Las innovaciones en la conectividad del conductor con su entorno, entre vehículos y entre vehículos e infraestructura, además del uso de tecnologías de combustible alternativo, no serán prestaciones prioritarias para el comprador, al menos hasta 2020.

“El sector de automoción se ve presionado en dos sentidos: por un lado, las normas de regulación cada vez más estrictas en todo el mundo exigen adoptar un enfoque muy centrado en la optimización de los motores de combustión interna tradicionales y cuantiosas inversiones en el desarrollo de nuevas tecnologías de propulsión alternativas. Por otro lado, los consumidores son cada vez más expertos en tecnologías, por lo que se está creando una cultura de movilidad completamente nueva donde los clientes no sólo esperan, sino que exigen servicios nuevos e innovadores a un coste razonable”, explica Dieter Becker, responsable global del sector de Automoción de KPMG. “Las empresas tradicionales sienten que nuevos competidores procedentes del sector de tecnología y comunicaciones muestran ahora interés por entrar a competir en este sector aportando respuestas innovadoras a las nuevas necesidades de movilidad, por lo que tendrán que asegurarse que cuentan con un modelo de negocio preparado para dar respuesta a estas necesidades de los consumidores, no solo cuando conducen, y tendrán que construir con ellos una relación personal que aumente su fidelidad”, concluye Becker.

Dos tercios de los participantes en la encuesta (67%) consideran que el crecimiento orgánico es la estrategia más importante a seguir para el éxito futuro, seguida de la estrategia de extensión de la cadena de valor y la diversificación (54%). El estudio también revela que las compañías prefieren la cooperación con otras empresas de sectores convergentes (49%) a la asociación con otros fabricantes de automóviles (45%). En este sentido, los encuestados creen que la mayoría de los OEM consolidados a escala global seguirán siendo independientes en lugar de asociarse con otras entidades. Los OEM de mercados emergentes, sin embargo, son más propensos a promover fuertes alianzas para lograr las capacidades necesarias que les permitan competir con eficacia en un mercado globalizado.

“Aunque los OEM consolidados con presencia global están en mejores condiciones de prosperar como empresas independientes, la inestabilidad del ecosistema de movilidad del futuro podría exigir un replanteamiento. Dada la necesidad de estos actores de apostar por una variedad de tecnologías y modelos de negocio diferentes, crear alianzas podría permitirles repartir el coste y el riesgo y compartir conocimientos de valor”, comenta Francisco Roger.

 

Para más información:

Dpto. de Comunicación de KPMG

Telf. +34 91 456 34 00

prensa@kpmg.es

www.kpmg.es

Contacta

 

Solicitud de propuesta

 

Enviar RFP

La nueva plataforma digital de KPMG

La nueva plataforma digital de KPMG