NIIF 9 - Implementación y principales impactos | KPMG | CO

NIIF 9 - Implementación y principales impactos

NIIF 9 - Implementación y principales impactos

Cada vez está más cerca la fecha de aplicación, definida para el 1 de enero de 2018, de la NIIF 9

1000

Presidente de KPMG en Colombia

KPMG in Colombia

Contacto

Contenido relacionado

NIIF

NIIF 9 - Implementación y principales impactos

Por: Wilson Romero Montañez, Socio KPMG en Colombia 

En materia de implementación y adaptación del nuevo marco de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) la prisa no termina. Cada vez está más cerca la fecha de aplicación, definida para el 1 de enero de 2018, de la NIIF 9 (Instrumentos financieros). Ya en el segundo semestre de2017, las entidades de crédito deben contar con avances importantes y resultados preliminares del proceso de implementación, incluyendo la cuantificación de su efecto en los estados financieros y cumplimiento regulatorio, así como de los cambios producto de su impacto en la adecuación de sus procesos, controles y sistemas. 

La NIIF 9 se originó a raíz de todas las crisis económicas en EEUU, cuando el IASB y el FASB coincidieron en que existían ciertas debilidades en las normas que de haberse identificado e implementado, habrían permitido prevenir la crisis, específicamente  en el comportamiento de las perdidas incurridas, pues se dan cuenta que no se puede esperar que hayan indicadores para establecer que hay un deterioro y concluyen que se hace necesario anticiparse a las posibles detrimentos que puedan suceder e ir más allá y prevenir que tales perdidas se materialicen, dándole paso entonces al nuevo modelo de pérdida esperada.   

Desde el 2008 se inició el trabajo sobre esta norma  para reemplazar la actual NIC 39, y en 2009 se publica  la primera NIIF 9, la cual ha evolucionado por fases.  La primera versión en 2009 con la clasificación de los activos financieros, posteriormente en 2010 se hace un ajuste con la clasificación de los pasivos financieros, en 2013 se  incorpora el capítulo de contabilidad de cobertura y finalmente, la NIIF 9 nueva, con todos sus etapas, que se publica en julio de 2014, ya establece todos los apartados de la norma de instrumentos financieros, es decir la clasificación, medición, contabilidad de cobertura y el deterioro, que fue el que generó todos estas fases de ajuste de la norma con sus respectivas actualizaciones.  Lo último que quedaría pendiente para darle cubrimiento en la NIIF 9 son las macrocoberturas, que actualmente se apoyan en  la NIC 39 en cuanto a su tratamiento. 

La adopción de la nueva NIIF 9  es permitida anticipadamente y su aplicación es retrospectiva con ciertas excepciones. Algunos de sus principales impactos son los siguientes:  

  • Se debe presentar y revelar en forma comparativa con el año 2017 en los estados financieros y notas, respectivamente, lo que indica que el primer periodo de esfuerzo para dar cumplimiento y presentación está cada vez más cerca con el trimestre que culminará el 31 de marzo de 2018, a raíz de la emisión de los estados financieros de periodos intermedios vigentes en Colombia, con los cuales se da cumplimiento a la NIC 34. 
  • La NIIF 9 introduce un nuevo enfoque de clasificación basado en dos conceptos: las características de los flujos de efectivo contractuales e los activos y el modelo de negocio de la entidad.  La NIC 39 tiene 4 categorías para su clasificación, tal cual como se hace actualmente para los estados financieros separados en Colombia; con las NIIF 9 existen tres clasificaciones (a valor razonable  con cambios en resultados, a valor razonable con cambios  en ORI y a costo amortizado); pese a que las clasificaciones entre una norma y otra son similares las bases para hacerla son altamente diferentes.      
  • En cuanto a la determinación de las pérdidas esperadas existen tres escenarios: 1) perdidas esperadas por 12 meses; 2) perdidas esperadas por la vida del crédito por condiciones económicas difíciles en un sector de la economía del país que incrementan el riesgo de crédito; y 3) perdidas esperadas por la vida del crédito por incumplimiento en los pagos que incrementan significativamente el riesgo de crédito. Esto reemplazará el modelo de pérdidas incurridas que se aplicará a los estados financieros consolidados hasta el 31 de diciembre del 2017.          
  • Aunque los estados financieros separados presentan hasta hoy el deterioro de la cartera bajo pérdida esperada de acuerdo con los lineamientos establecidos por la Superintendencia Financiera de Colombia, los modelos son muy diferentes y más exigente conforme lo requiere las pérdidas esperadas bajo la NIIF 9. 
  • Las entidades con mayor impacto serían aquellas que tienen su cartera concentrada en créditos de largo plazo y cartera colocada en sectores y segmentos de alto riesgo crediticio, debido a que sus estimaciones pueden ser más complejas y cualquier diferencia en los juicios y supuestos puede generar un incremento y/o volatilidad importante en las provisiones.   
  • La evaluación oportuna de  los impactos y su efecto en  estados financieros, y de los requerimientos de capital con la entrada en vigencia de esta NIIF por parte de las entidades crediticias, indudablemente llevará a diseñar e implementar estrategias y/o modificar sus modelos de negocio, para asegurar el mantenimiento del nivel de capital y liquidez que cubra adecuadamente sus riesgos inherentes; esto está alineado a la entrada en vigencia del esquema de pruebas de resistencia, cuya finalidad es fortalecer la gestión de riesgos, por ende no se debe descuidar la alineación a dichos esquemas.
  • Los impactos adicionales en los estados financieros distintos a aquellos surgidos de la aplicación técnica y normativa de la NIIF 9 son los sobrecostos, especialmente en los procesos y tecnología, derivados de la consecución de la información detallada que será insumo para el cálculo de las pérdidas esperadas, personal experimentado para hacer los análisis de los impactos y ajustar los modelos teniendo en cuenta que se requiere un mayor grado de juicio, y de adquirir o adaptar sistemas de información robustos para administrar las bases de datos históricas.  

El tiempo de implementación es cada vez más corto, ocho meses si tomamos como referencia los estados financieros trimestrales al 31 de marzo de 2018; y el campo de reacción es menor ante los impactos de los costos de inversión en tecnología, procesos y las  adecuadas y oportunas decisiones a tomar por la afectación económica en los estados financieros. 

© 2017 KPMG Impuestos y Servicios Legales Ltda, a Colombian limited liability company and a member firm of the KPMG network of independent member firms affiliated with KPMG International Cooperative (“KPMG International”), a Swiss entity. All rights reserved.

Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse sin la aprobación previa del Editor. Cualquier reproducción, divulgación o comercialización sin autorización del autor, será sancionada civil y penalmente como lo indica la Ley. La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. Nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría profesional después de un estudio detallado de la situación en particular. Esta publicación no está disponible para la venta, se distribuye como cortesía de KPMG en Colombia a sus clientes y otros amigos. Los derechos de autor sobre la presente obra son titularidad de KPMG Impuestos y Servicios Legales Ltda., KPMG Advisory Services S.A.S., y se hallan protegidos en los términos señalados por la Ley 23 de 1982.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar