Proceso necesario en la adquisición o compra | KPMG | CO

Debida diligencia: proceso necesario en la adquisición o compra

Proceso necesario en la adquisición o compra

Con el proceso de debida diligencia se busca normalizar las cifras de los estados financieros, y determinar cómo los ingresos y la rentabilidad pueden ser sostenibles por medio de la identificación de ingresos o gastos no recurrentes, los cuales afecten el nivel del beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros –EBITDA–.

1000

Presidente de KPMG en Colombia

KPMG in Colombia

Contacto

Contenido relacionado

Press-release

Cuando se va a llevar a cabo un proceso de adquisición o compra y hay interés real del potencial inversor, esto suele materializarse en la firma de una carta de intención o de una oferta no vinculante.

Sin embargo, para saber si la inversión que pretende realizar es realmente conveniente, es necesario llevar a cabo una revisión exhaustiva de las condiciones de las compañías en el marco del proceso de la transacción.

Contrario a lo que se cree, esta revisión, que incluye desde aspectos tributarios hasta tecnológicos, no es una auditoría. El proceso que se lleva a cabo en estos casos se denomina due diligence o debida diligencia.

“Una auditoría emite una opinión sobre si las cifras de los estados financieros de una compañía son razonables o no, de acuerdo con principios de contabilidad generalmente aceptados. Por su parte, un due diligence busca normalizar las cifras de los estados financieros. Esto es, determinar cómo los ingresos y la rentabilidad pueden ser sostenibles a través de la identificación de ingresos o gastos no recurrentes que afecten el nivel del beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros –EBITDA–“, afirma Shirley Martínez, Transaction Services Manager de Deal Advisory KPMG Colombia.

Adicionalmente, también se encuentra el análisis de activos y pasivos corrientes generados por la operación del negocio y de los factores que podrían impactarlo, como inventarios obsoletos, problemas para recaudar cuentas de cobro, obligaciones omitidas o no reflejadas en estados financieros, entre otros.

Este proceso tiene como propósito encontrar y reducir los riesgos de las transacciones, aportando un análisis objetivo y detallado del negocio. De esta manera puede establecerse una estrategia coherente e informada para la post-transacción, así como cuantificar sinergias que puedan explotarse por el inversor, o incluso, determinar posibles contingencias medioambientales o laborales.

Los posibles riesgos encontrados mediante una debida diligencia, se manejan con condiciones al contrato final de compraventa o pueden llegar a convertirse en deal breakers (romper la negociación).

En un proceso de compraventa es realmente importante tener un acompañamiento adecuado durante la planeación, la ejecución y el cierre del mismo. Hacerlo de una manera informada y oportuna requiere siempre ir de la mano de un equipo experto, capaz de asesorarlo en todo momento y de guiarlo en la toma de decisiones más adecuadas para su negocio.

Tenga en cuenta estos factores a la hora de realizar una compra o venta de un negocio:

  1. Un acompañamiento especializado durante la planeación, la ejecución y el cierre de la transacción.
  2. El acompañamiento debe realizarse por un experto que conozca las necesidades de su negocio y que lo ayude a cubrirse de potenciales riesgos.
  3. Establecer una estrategia coherente e informada de post-transacción.
  4. Identificar y cuantificar sinergias que puedan ser explotadas por quien pretende comprar/invertir.
  5. Tener claro que deben identificarse aspectos tributarios, laborales, legales, tecnológicos, medioambientales, entre otros, para confirmar variables del modelo financiero o identificar deal breakers.

Ver artículo original

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar