Consultorio Tributario Mayo 18 | KPMG | CO
close
Share with your friends

Consultorio Tributario Mayo 18

Consultorio Tributario Mayo 18

Este espacio está diseñado para responder consultas de carácter tributario, como impuestos, deudas, procedimientos, reformas tributarias y demás temas de interés. En KPMG queremos proporcionar información de interés para mantener actualizados tanto a nuestros clientes como a nuestros usuarios internos de la firma con estos documentos.

Socia Líder Tax and Legal Services

KPMG in Colombia

Contacto

Contenido relacionado

Consultorio Tributario

¿Las indemnizaciones recibidas por concepto de daño moral se consideran un ingreso no constitutivo de renta?

 

Nos consulta si para propósitos de la determinación del impuesto sobre la renta, los ingresos recibidos por concepto de daño moral, como parte del pago de una indemnización, se consideran ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional.

En primer término es determinante señalar  que según dispone el Código Civil, las indemnizaciones tienen dos componentes (i) el daño emergente y (ii) el lucro cesante. El daño emergente es el perjuicio o la pérdida que proviene de no haberse cumplido la obligación, de haberse cumplido imperfectamente, o de haberse retardado su cumplimiento; de otro lado, el lucro cesante es la ganancia o provecho que deja de reportarse a consecuencia de no haberse cumplido la obligación, o cumplido imperfectamente, o retardado su cumplimiento.

Ahora bien, el denominado “daño moral” no cuenta con una definición legal, no obstante la jurisprudencia lo ha definido como el dolor, la aflicción y en general los sentimientos de temor, zozobra, etc., que invaden a la víctima directa o indirecta de un daño antijurídico, individual o colectivo.

En materia impositiva el Artículo 45 del Estatuto Tributario indica que las indemnizaciones que se reciban en dinero o en especie con ocasión de indemnizaciones por daño, a título de daño emergente se consideran un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional. Por su parte,  el mismo Artículo 45 indica que las indemnizaciones recibidas a título de lucro cesante constituyen  renta gravable.

Tal y como sucede con la legislación civil, la normatividad tributaria no prevé un tratamiento  específico para los ingresos recibidos por concepto de daño moral.  

Pues bien, consideramos que atendiendo la naturaleza de las indemnizaciones por daño moral, se cumplen las condiciones legales establecidas en el artículo 26 del Estatuto Tributario para que este tipo de ingresos sea renta, es decir, realización, capitalización o incremento neto del patrimonio y no estar exceptuado expresamente.  

Por su parte la DIAN recientemente se pronunció sobre  la materia  mediante Oficio No. 3209 del 9 de febrero de 2018, concluyendo  que los ingresos percibidos por concepto de daño moral dentro del pago de una indemnización constituyen una renta gravable.   

Para arribar a dicha conclusión, la DIAN analizó uno solo de los elementos planteados y señaló consideró que el tratamiento que le da la ley a ciertos ingresos al considerarlos como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional representa un beneficio tributario aplicable únicamente en aquellos casos específicamente señalados por el legislador, sin que sea posible acudir a la analogía para aplicar el beneficio en cuestión. 

En otras palabras, la Administración de Impuestos considera que no es posible conceder beneficios fiscales por analogía, pues esta se opone al principio de legalidad que ampara las actuaciones de los contribuyentes y que evita la creación de obligaciones  tributarias (en este caso, beneficios) sin el cumplimiento estricto de todos los elementos de la norma.  

Por lo mismo, dado que el Artículo 45 del Estatuto Tributario únicamente concede el tratamiento de ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional al daño emergente, la DIAN considera que resultaría desacertado dar el mismo tratamiento por analogía al denominado daño moral.

Así las cosas, de conformidad con la interpretación de la DIAN, reflejada en el Oficio 3209 del 9 de febrero del 2018, la parte de una indemnización por daño que corresponda a lucro cesante y a cualquier otra categoría de perjuicios reparables son objeto de gravamen y, por lo mismo, sujetos a retención en la fuente.  

Finalmente es importante señalar que mediante el citado Oficio, la Administración de Impuestos revoca la interpretación reflejada en su Concepto 49245 de 1994 y toda aquella doctrina concordante en la que en su momento arribó a una conclusión diferente.  

 

Cláusula de Responsabilidad

Las opiniones expresadas en este Consultorio Tributario se basan en nuestra interpretación de las normas legales vigentes. Es posible que las autoridades de control no compartan nuestros criterios jurídicos. Esta columna ofrece una información general y no pretende dar asesoría específica legal a casos particulares.

© 2018 KPMG Impuestos y Servicios Legales Ltda., sociedad colombiana y firma miembro de la red de firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International Cooperative (“KPMG International”), una entidad suiza. Derechos reservados.

Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse sin la aprobación previa del Editor. Cualquier reproducción, divulgación o comercialización sin autorización del autor, será sancionada civil y penalmente como lo indica la Ley. La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. Nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría profesional después de un estudio detallado de la situación en particular. Esta publicación no está disponible para la venta, se distribuye como cortesía de KPMG en Colombia a sus clientes y otros amigos. Los derechos de autor sobre la presente obra son titularidad de KPMG Impuestos y Servicios Legales Ltda., KPMG Advisory Services S.A.S., y se hallan protegidos en los términos señalados por la Ley 23 de 1982.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar