Confianza en el mañana | KPMG | CL

Confianza en el mañana

Confianza en el mañana

Una de las regiones más importante para la economía y la política mundial, América Latina engloba veinte países, con una población de más de 590 millones de habitantes.

1000

Contenido relacionado

Confianza en el mañana

Una de las regiones más importante para la economía y la política mundial, América Latina engloba veinte países, con una población de más de 590 millones de habitantes. Son naciones que presentan varias diferencias, entre ellas, culturales, geográficas, gran desigualdad social y fuerte concentración de renta. A pesar de este contexto diversificado, podemos encontrar en esta región un consenso entre los empresarios latinoamericanos con respecto a la mejora y al progreso de los respectivos países.

Los CEOs latinoamericanos se sienten más confiados en una perspectiva para los próximos 12 meses.

El levantamiento indicó la percepción de 1.261 líderes empresariales de todo el mundo, 271 son de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela.

Son varias las razones que justifican esta visión. El acuerdo de paz en Colombia, el posible entendimiento de los argentinos con los antiguos aliados, las promesas positivas del nuevo gobierno peruano y el panorama optimista para los negocios en Brasil son factores que están impactando algunas de las naciones que forman parte del bloque. 

A ello se suma la inflación que impacta directamente los negocios y hace que los CEOs, en determinados países, sean menos optimistas con relación a las perspectivas para tres años que para los próximos 12 meses.  Cabe resaltar que, cuando la inflación forma parte del contexto económico, es mucho más difícil lidiar con decisiones a largo plazo.

Tales razones reafirman un otro dato presentado por la encuesta: los entrevistados latinoamericanos creen que van a crecer más, en los próximos tres años, que el promedio global (89% contra 83%). A pesar de este optimismo, ellos creen que el crecimiento será más modesto en las respectivas empresas que en las compañías del resto del mundo. No obstante, habrá un impacto en los puestos de trabajo, puesto que aproximadamente dos tercios de los CEOs latinoamericanos entrevistados (62%) dicen esperar que su plantel de colaboradores permanezca el mismo en los próximos 12 meses, y esa misma proporción espera que este número aumente hasta el 5% en los próximos tres años.

El levantamiento también muestra que, para lograr el crecimiento deseado, los CEOs no esperan solamente los resultados provenientes de influencias externas. Ellos creen que la cualificación profesional puede ser uno de los principales drivers para los resultados positivos. En comparación con la muestra global, los líderes latinoamericanos tienen mayor probabilidad de estar enfocados en el desarrollo profesional, puesto que el 72% estuvieron en un curso o estudio para una cualificación que lo desafiase, en comparación al 68% de los entrevistados globales. Más del 70% de ellos, también, dijeron que están relativamente abiertos a nuevas influencias y colaboración. Además, sólo el 28% de los participantes están de acuerdo que la inteligencia emocional es tan importante como las habilidades técnicas – globalmente, el 45% están de acuerdo con dicha afirmación.

Resaltamos que las características de las organizaciones de la región terminan estimulando este tipo de actitud. Es un hecho que todavía existen negocios tradicionales que producen mucho ingreso, pero los CEOs están notando que los cambios están llegando cada vez más rápido y con mayor impacto. Por ello, es necesario estar preparado para lo digital, para la disrupción, sin olvidar que la principal fuente de ganancia depende mucho de los negocios tradicionales.

En este escenario, podemos decir que los presidentes de las empresas entrevistados han notado la fundamental necesidad de cultivar la capacidad de evaluar cuando la compañía deberá realizar esta transición en la que las habilidades técnicas están gradualmente siendo reemplazadas por máquinas. En resumen, la motivación y el liderazgo se han convertido en las bases de las competencias del CEO.

Otro punto destacado es el foco en el cliente estableciéndose cada vez más. Las empresas están empezando a desarrollar modelos que incluyen aplicaciones para teléfonos celulares, medios sociales y otros medios de publicidad no tradicional para comunicarse con el cliente. Por eso, usar datos y análisis para entender mejor las necesidades y los estándares de consumo, la entrada en el mundo digital y las preocupaciones con los impactos ambientales forman parte de la agenda de los líderes, que necesitan estar preparados para lidiar con estas cuestiones.

El optimismo y la confianza en el crecimiento son sentimientos adecuados para los CEOs de América Latina y reflejan los análisis que los líderes están haciendo del macroambiente que lo rodea. Pero, hoy el mayor reto es realmente saber cómo navegar entre lo que está saliendo de moda y lo que empieza a surgir. La cuestión es: ¿Cuándo es el momento exacto para dejar de lado algo y empezar algo nuevo?

También puede leer este artículo en América Economía:
Confianza en el mañana

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar