Estrategias para gestionar el riesgo de tipos de cambio | KPMG | AR

Estrategias para gestionar el riesgo de tipos de cambio

Estrategias para gestionar el riesgo de tipos de cambio

Lo ayudamos a desarrollar una estrategia eficaz y coherente para gestionar el riesgo de tipos de cambio.

Lo ayudamos a desarrollar una estrategia eficaz y coherente para gestionar...

Con la introducción de un esquema de divisas flotantes, la Argentina continua su progreso hacia los mercados de capital desarrollados. Sin embargo, el abandono de los tipos controlados expone a las empresas a nuevos desafíos causados por la incertidumbre relacionada al precio de la moneda.

En KPMG ayudamos a nuestros clientes a desarrollar una estrategia eficaz y coherente para gestionar el riesgo de tipos de cambio. Esto incluye un análisis de la exposición real y su optimización, así como la selección de derivados de cobertura adecuados.

Las fluctuaciones en los tipos de cambio ponen en evidencia que a partir de ahora el riesgo de divisa será un factor clave a tener en cuenta en la planificación estratégica y que puede afectar seriamente la rentabilidad de los negocios.

Una estrategia coherente para la gestión del riesgo de divisa está compuesta por diferentes fases para captar todos los factores a los que se ven expuestas las entidades.

Fase de análisis  En esta fase las empresas deberán analizar en profundidad los datos y sus previsiones de las transacciones para cada una de las divisas, para obtener la mayor certeza posible sobre los importes y las fechas esperadas de la exposición a cubrir.
El resultado es la exposición bruta y su respectivo calendario.
Fase de optimización Esta fase tiene como objetivo optimizar la exposición bruta mediante técnicas de coberturas naturales. Por ejemplo, se analizarán todas las posiciones largas y cortas en cada divisa y empresa del grupo para compensar flujos de efectivo. Eventualmente, el grupo podría estar expuesto a una divisa diferente a la que se pensaba inicialmente. Otra opción podría ser renegociar parte de los contratos comerciales en divisa local, traspasando de esta forma el riesgo a las contrapartes. El resultado es la exposición real optimizada con respecto a monedas, importes y fechas.
Fase de cobertura financiera Finalmente, la cobertura de la exposición real se realizará mediante la contratación de derivados de moneda. Aquí existen diferentes alternativas dependiendo de la estrategia y los objetivos específicos de las empresas. Cada escenario requiere un análisis distinto. Desafíos importantes son la valoración diaria de los derivados y la medición de la eficacia de las coberturas.


Derivados de moneda

Derivados son instrumentos eficaces para cubrir el riesgo de moneda, pero traen su propia complejidad con respecto a liquidez, riesgo de contraparte y términos contractuales. Asimismo existen diferentes tipos, como futuros, swaps u opciones que pueden negociarse en bolsa o bilateral con entidades bancarias. Todo esto requiere un análisis cuidadoso y un monitoreo cercano a la hora de contemplar su contratación.

En KPMG ayudamos a nuestros clientes a diseñar estrategias de gestión de tipos de cambio, a seleccionar y valorar derivados adecuados, así como a contabilizar las relaciones de cobertura bajo IFRS/US-GAAP.
 

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar

Contáctenos