La transparencia en el sector público y privado | KPMG | AR

La transparencia en el sector público y privado

La transparencia en el sector público y privado

La Cámara de Comercio Argentino-Británica (CCAB) y KPMG realizaron un evento con especialistas en la materia para explicar los alcances de las medidas que se toman desde el Estado y en organismos mundiales con el objetivo de garantizar la transparencia de gestión en el sector público y su correlación en el campo empresario.

1000

Contenido relacionado

Compliance

Buenos Aires, 3 de marzo de 2017 / KPMG. Organizado por la Cámara de Comercio Argentino- Británica (CCAB) y KPMG se realizó ayer un desayuno de trabajo con el título “Transparencia es un buen negocio” para explicar los alcances de las distintas normas que se están imponiendo localmente y en el mundo en cuanto a la transparencia en la gestión púbica y sus implicancias en el sector privado. Los oradores fueron Marcelo Scaglione, Subsecretario OCDE, Ministerio de Hacienda; Rocío Balestra, directora de la Comisión Nacional de Valores; Claudia Paluszkiewicz, abogada especialista en Compliance e Investigaciones Internas del estudio Marval O’Farrell & Mairal; y Ana López Espinar, Socia líder de Forensic Services de KPMG. El moderador del evento fue Diego Bleger, Socio líder de Risk Consulting de KPMG. El evento se desarrolló en instalaciones de KPMG y contó con la presencia de más de medio centenar de ejecutivos de empresas.

“Argentina presentó en mayo de 2016 su candidatura para el ingreso a la OCDE, organismos ejecutor del G20 del cual nuestro país es miembro. Ser integrante de la OCDE es una forma de anclar las reformas estructurales que lleva adelante el Gobierno para transparentar la gestión pública, cambios que involucran también al sector privado. Ser miembro de la OCDE es una garantía de calidad ya que implica aplicar - entre otros - las mejores prácticas en las políticas de transparencia e integridad, lo cual es determinante para aquellos capitales internacionales que decidan invertir en el país”, explicó el Subsecretario Marcelo Scaglione, representante del Ministerio de Hacienda ante la OCDE. Luego agregó que “en el proceso de transparencia que impulsa el Gobierno Nacional no hay marcha atrás. Una de las herramientas de ese proceso es el proyecto de Ley de Responsabilidad Penal Empresaria ante hechos de corrupción que anunció el Presidente de la Nación en su mensaje al Congreso Nacional. Esto implica aceptar otro paradigma de los negocios y un cambio en la cultura empresarial. En definitiva, es un cambio en beneficio del conjunto de la sociedad”.


Por su parte, la Directora de la Comisión Nacional de Valores, Rocío Balestra, se refirió a la importancia de alinear al mercado de capitales argentino a la tendencia internacional de buena de gobernanza corporativa, transparencia y lucha contra la corrupción. “Para la CNV fortalecer el gobierno corporativo de las empresas es un eje de trabajo central en el entendimiento que esto un requisito esencial a la hora de recibir inversiones y así lograr que crezca el mercado local que todavía es una fracción en comparación a otros países siendo solo una tercera parte de la región. En este entendimiento desde la CNV se han realizado numerosas iniciativas en esta materia que incluyeron, entre otras cuestiones, asesoría del Banco Mundial para llevar adelante políticas de transparencia en el mercado de capitales de la Argentina, la constitución de un grupo de trabajo de gobierno corporativo público-privado para abordar conjuntamente la temática, analizar la creación de un área específica de compliance y gobierno corporativo. Asimismo, el proyecto de ley de Mercado de Capitales prevé mejoras en temas de gobierno corporativo”. Balestra coincidió con el Subsecretario Scaglione en el sentido de que “la buenas prácticas de gobierno corporativo y transparencia llegaron para quedarse, no hay marcha atrás”.

La representante del estudio Marval, O’Farrell & Mairal explicó los avances legislativos en la materia. “En el 2016 se observó un impulso desde Gobierno en llevar adelante una agenda que contemple normas y políticas sobre anticorrupción y transparencia, principalmente para llevar a Argentina a cumplir con estándares internacionales. Por ejemplo, con la sanción de la Ley de Acceso a la Información Pública, la Ley del Arrepentido y la reglamentación del régimen de obsequios y viajes a funcionarios públicos previsto en la Ley de Ética Pública. Es un avance que se reglamenten las excepciones a la prohibición general, en el caso de obsequios de cortesía, por costumbre diplomática o viajes específicos como los vinculados al dictado de conferencias. Y, además, el funcionario tiene la obligación de informar dentro de los 20 días hábiles y esa información se incluye en un registro de acceso público”, señaló Claudia Paluszkiewicz. La abogada recomendó conocer bien estas normativas ya que atañen a la vida de las empresas y por eso es importante que las áreas de legales y de marketing analicen conjuntamente las implicancias que puedan tener en las interacciones con funcionarios públicos. Seguidamente comentó que “de aprobarse el proyecto de ley de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas por Delitos de Corrupción, las empresas serán responsables si el delito fuera consecuencia de un control y supervisión inadecuado por parte de estas. Se considerará que el control es adecuado, cuando antes de la comisión del delito la empresa hubiera implementado un programa de integridad. Por otro lado, las personas jurídicas pueden ser pasibles de condenas por actos de sus contratistas, proveedores, sociedades controladas, incluso en caso de fusiones y adquisiciones, si no se cumplen con los requisitos que establece la ley. El proyecto de ley contempla sanciones importantes como, por ejemplo, multas que van del uno al veinte por ciento de los ingresos brutos anuales o la suspensión del uso de patentes y marcas. El delito cometido con intervención, o incluso conocimiento o tolerancia del directorio, es un factor agravante de las multas”, resaltó.

Por último, Ana López Espinar, Socia líder de Forensic Services de KPMG, habló sobre cómo prevenir el fraude y hechos de corrupción en las empresas que siempre tienen un costo negativo para la organización tanto en lo económico como en su imagen y reputación. “Es necesario tener un Plan de Integridad efectivo, diseñarlo, instrumentarlo y evaluar periódicamente su eficacia aplicación para poder prevenir, detectar y dar una respuesta en tiempo y forma cada vez que se detecta un caso de corrupción dentro de una empresa. Hay que tener una visión proactiva en la detección del fraude. Por eso es importante que las empresas hagan el trabajo previo de identificar las distintas áreas geográficas, negocios y procesos, los riesgos y costos negativos que pueden traer los posibles hechos de corrupción dentro de una organización, cuyos motivos más comunes son los deficientes controles internos, especialmente en las líneas gerenciales. Por eso, tener un Plan de Integridad efectivo es una herramienta central para el éxito y prestigio de una empresa”, concluyó.-


Fin
 

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar