Las entidades financieras en difícil transición | KPMG | AR

Las entidades financieras en difícil transición

Las entidades financieras en difícil transición

El sistema se prepara para la puesta en marcha de las nuevas normas contables mundiales que comenzarán a funcionar en 2018. Una gran mayoría de los consultados reconoce que no cuentan con los requisitos del Banco Central para avanzar en la implementación de los cambios.

1000

Contenido relacionado

Buenos Aires, 19 de septiembre de 2016/ KPMG. Entre mayo y junio de este año KPMG Argentina realizó una encuesta entre entidades líderes del mercado local para relevar información acerca de la adaptación y las dificultades que se planean en el proceso de transición hacia la aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) que entrarán en vigencia plena a partir de enero de 2018. “Desde KPMG lideramos la encuesta entre las entidades financieras con el objetivo de conocer el punto de vista de las entidades con relación a los principales aspectos y dificultades identificadas en este proceso de convergencia, poniendo foco en los cuatro frentes de análisis: Procesos, Sistemas, Estructura y Gestión y Control”, se indica en la presentación del trabajo.

La encuesta de KPMG titulada “Proceso de convergencia a NIIF: avances y desafíos”, fue respondida por 14 entidades líderes del sistema, tanto del sector público como del privado. El 44% correspondió a bancos internacionales, 21% a bancos privados nacionales, 21% banca pública, y 14% a compañías financieras. Entre sus principales resultados, el 93 % de los consultados reconoció que no se cuentan con los lineamientos requeridos por el BCRA para avanzar en la implementación de los cambios; el 77% afirmó que debió incorporar nuevo personal para su implementación; y el 79% consideró que la capacitación debe ser mejorada, alcanzando a más personas a medida que se avance en el proceso de convergencia.

En cuanto a los aspectos técnicos contables, del muestreo surgen las siguientes definiciones sobre la forma de determinar y evaluar los activos y pasivos de las entidades: 1) se presenta una dificultad para estimar el deterioro de los activos financieros de acuerdo a NIIF; 2) una gran mayoría las entidades han utilizado el modelo de perdidas esperadas empleado a efectos de la cuantificación del capital económico sin modificaciones; y 3) la dificultad de disponer de información sobre el comportamiento de la cartera de clientes.

Las NIIF son estándares técnicos contables que constituyen un manual de uso común mundial a partir de 2018 por determinación de la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB). La normativa NIIF tiene un compromiso de implementación al formar parte del G20, como es el caso de Argentina, e incluye modificaciones sobre clasificación y medición de activos y pasivos financieros. Su aplicación en Latinoamérica impactará a numerosas entidades, especialmente a los bancos, que deben cambiar el modelo contable para proyectar las pérdidas por créditos en mora.

En febrero de 2014, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso que las entidades financieras preparen estados financieros bajo las normas NIIF para comenzar a alinear al sistema en función de los nuevos requerimientos contables. “Para KPMG, la transición presenta desafíos porque las entidades financieras aplican actualmente las normas contables del BCRA que difieren en muchos aspectos de las NIIF”, explica el trabajo.-
 

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar