Riesgo de tasa de interés en la cartera de inversión | KPMG | AR
close
Share with your friends

RTICI – Riesgo de tasa de interés en la cartera de inversión

Riesgo de tasa de interés en la cartera de inversión

El BCRA introduce con el RTICI un nuevo concepto de riesgo de tasa de interés para carteras de inversión como parte del ICAAP

Autor

Director de Gestión de Riesgos Financieros

KPMG Argentina

Contacto

Contenido relacionado

finance

El BCRA incluyó con su Comunicado A 6397 un nuevo enfoque para la medición del riesgo de tasa de interés en las carteras de inversión (RTICI) en los Lineamientos para la gestión de riesgos en las entidades financieras, adoptando la versión originalmente propuesta por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea en 2016 (ahí IRRBB por sus siglas en inglés) con entrada en vigor a partir del próximo julio. La suficiencia del capital para la cobertura del RTICI debe estar específicamente considerada en el ICAAP. El nuevo concepto constituye, junto con el trabajo sobre una Revisión Fundamental de la Cartera de Negociación (FRTB), la respuesta del organismo suizo a la crisis financiera de 2008. Ahí se mostraron especialmente insuficientes los requerimientos de capital del segundo pilar de los acuerdos de Basilea para hacer frente a las dramáticas devaluaciones de los activos sensibles al riesgo de tasa de interés. Mientras que el RTICI arranca a la fecha prevista, la introducción del FRTB ha sido aplazada hasta al menos 2022, debido al gran esfuerzo que significa su implementación.


El RTICI representa el riesgo actual o futuro para el capital o los resultados de una entidad financiera, a raíz de fluctuaciones adversas de las tasas de interés que afecten a las posiciones de su cartera de inversión. Con respecto al capital, variaciones de tasas impactan en el valor presente de las distintas posiciones. Su medición reside en el concepto del valor económico del patrimonio (EVE). El comunicado establece un marco estandarizado detallando su cálculo. Este consiste en que los flujos de fondo agregados deben ser categorizados en función de sus vencimientos en bandas temporales predefinidas. Mientras que para instrumentos simples la asignación resulta trivial, opciones financieras como son posibilidades de extensión o cancelación anticipada, depósitos sin vencimiento y otros productos bancarios sofisticados, requieren la aplicación de métodos avanzados. Una vez definida la estructura temporal de todas las posiciones de la cartera de inversión, la pérdida máxima es computada mediante pruebas de estrés basadas en seis escenarios de perturbación simulando movimientos hipotéticos de la curva de rendimiento.
 

Con respecto a la medición del impacto en resultados, el comunicado no ofrece tal procedimiento detallado para la medida de ingresos netos por intereses (NII), dejándolo al desarrollo de las entidades. Mientras que el EVE se basa en las posiciones actuales, el NII debería estimarse asumiendo el negocio en marcha, requiriendo proyecciones s sobre el futuro negocio y cómo, por ejemplo, serán renovadas posiciones vencidas. Según la data disponible, esto puede significar un reto considerable. Por ende, el NII es fuertemente influenciado por las suposiciones que los bancos hagan sobre el comportamiento de sus clientes. Por ejemplo, el grado de permanencia de los depósitos minoristas durante periodos de tasas movidas constituye una suposición crucial para estimar la evolución en los ingresos netos por intereses.


Además del cálculo de las correspondientes métricas, el Comunicado A 6397 hace destacada referencia a la necesidad de integrar el nuevo enfoque en el marco general de la gestión de riesgos de la entidad financiera, resaltando las responsabilidades de la dirección, el proceso de calidad de datos y modelos así como el desarrollo de procedimientos operativos y sistemas de control adecuados.
 

Mientras que en la Argentina el concepto presentado fue aprobado como parte integral del ICAAP, el Banco Central Europeo (BCE) requiere su implementación en caso que los modelos internos deban considerarse inferiores. La mayoría de las entidades implementan el concepto del IRRBB para desafiar sus modelos internos y menos para calcular el capital económico. No obstante, el BCE exigió el año pasado a la banca bajo su supervisión la realización de pruebas de resistencia con respecto al RTICI. El resultado fue satisfactorio en el sentido que la solvencia no se vio afectada por los escenarios simulados. Aunque hasta la fecha se trata del ejercicio más riguroso, es difícilmente comparable con el caso argentino. Los balances de la banca local suelen contar con menos posiciones sofisticadas y el entorno macroeconómico proyecta a mediano plazo tasas de interés bajistas, al contrario de la situación europea.


Si bien el Comunicado del BCRA replica el marco estandarizado con sus instrucciones detalladas, el cálculo de ambas medidas de riesgo representa un desafío importante con respecto a la calidad y disponibilidad de los datos, los ajustes necesarios en los sistemas de cálculo y las estimaciones del futuro negocio, contemplando los comportamientos de la clientela. A pocas semanas para la entrada en vigor, la banca argentina debería ultimar sus preparativos para adecuarse al nuevo régimen, dado que el EVE igualmente forma parte del enfoque simplificado de capital económico recientemente publicado
 

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar