Implementación de la NIIF 16 en el sector de teleco... | KPMG | AR

Implementación de la NIIF 16 en el sector de telecomunicaciones

Implementación de la NIIF 16 en el sector de teleco...

Análisis del impacto de la nueva norma sobre arrendamientos

Socia de Impuestos

KPMG Argentina

Contacto

Contenido relacionado

Analizaremos de qué forma la NIIF 16 afectará a las compañías de este sector.

Las compañías de telecomunicaciones no deberían subestimar el posible impacto de la nueva norma sobre arrendamientos que se aplicará a partir del 1 de enero de 2019.

La nueva norma requiere que, a partir de 2019, las compañías contabilicen la mayoría de sus arrendamientos. Para las compañías de telecomunicaciones, contar con un listado completo de arrendamientos representará un verdadero desafío. Asimismo, se verán afectados algunos contratos específicos del sector, incluidos los siguientes:

  • Líneas dedicadas y
  • activos de transmisión.
     

Líneas dedicadas

Una línea dedicada puede no constituir un arrendamiento si el proveedor cuenta con derechos sustantivos de sustitución a lo largo de todo el periodo de uso. La evaluación de si estos derechos de sustitución son sustantivos depende, en gran medida, del juicio profesional y deberá realizarse para cada contrato.

Además, si la estructura de un contrato de línea es personalizada, resultaría difícil determinar quién controla el uso del activo y, por lo tanto, si podría existir un contrato de arrendamiento.

Activos de transmisión

En lo que respecta a los activos de transmisión, es posible que exista un arrendamiento si el activo es físicamente distinto. Sin embargo, también puede existir un arrendamiento respecto de una parte de la capacidad de un activo de transmisión que no sea físicamente distinto, siempre que el cliente tenga derecho a obtener sustancialmente todos los beneficios económicos del uso del activo. En este caso, recolectar información suficiente para determinar si existe un arrendamiento podría representar un desafío.

Los contratos relacionados con activos de transmisión pueden comprender tanto componentes de arrendamiento como otros que no son de arrendamiento. Por ejemplo, si un espacio designado en una torre de telefonía móvil es compartido con otros proveedores, puede ocurrir que uno de los componentes (p.ej. el espacio en la torre) encuadre en la definición de arrendamiento y otro de los componentes no (p.ej. un gabinete compartido). La forma en que se separan los componentes de arrendamiento impactará directamente sobre los indicadores clave de desempeño (KPI) y otros indicadores, tales como covenants.

Opciones de transición

La norma presenta diferentes opciones de transición y soluciones prácticas. Muchas de ellas pueden elegirse de forma independiente y algunas, incluso, para cada arrendamiento en particular.

Esto significa que las grandes compañías podrían enfrentarse a una gran cantidad de posibles combinaciones y, así, la transición se volvería un verdadero desafío. Si aún no lo ha hecho, comience ahora con este proceso, ya que el enfoque de transición que elija tendrá un impacto significativo en el valor contable de los activos netos y en las tendencias de los resultados durante los años posteriores a la transición.

Cómo podemos ayudar

Para más información acerca de cómo la NIIF 16 afectará a las compañías y de qué manera podemos ayudar lea La contabilidad de los arrendamientos está cambiando: ¿cómo impactará en las compañías de telecomunicaciones? (PDF 561 KB)

Visite NIIF – Arrendamientos en nuestra página sobre temas de actualidad para acceder a las publicaciones más recientes de KPMG sobre arrendamientos.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar