Inversiones en generación eléctrica 2017-2025 | KPMG | AR

Inversiones en fuentes de generación en el sector eléctrico nacional

Inversiones en generación eléctrica 2017-2025

Principales proyectos de inversión en generación eléctrica 2017-2025

1000

Contenido relacionado

blonde woman wearing virtual reality glasses

Principales proyectos de inversión 2017-2025

El presente documento tiene por objeto mostrar una estimación de los requerimientos de inversión en el sector eléctrico nacional para el próximo decenio, en base a la información disponible para los principales proyectos de generación a desarrollarse en el mediano plazo. Para tal fin, en primer lugar se estudia el comportamiento observado en la demanda de energía y en la potencia total instalada en el período 2006-2016; y, luego, se efectúan las proyecciones de estas dos variables para los próximos años (2017-2025). Asimismo, se hace un seguimiento de la potencia anual añadida para todo el período analizado y, posteriormente, se presenta un estimativo de las erogaciones necesarias para cubrir ese incremento.

La matriz primaria de energía muestra cómo participan los recursos naturales en la demanda total de energía de un país (por ejemplo, qué ponderación tienen en la demanda ciertos recursos como el petróleo, el gas, la leña, el carbón, los aceites y alcoholes; o fuentes de energía como la solar, la eólica, la nuclear o la hidráulica). El análisis de esta matriz permite orientar las políticas públicas en función de qué energético/s potenciar y cuál/es reducir.

La matriz energética primaria en la Argentina ha dependido históricamente de los hidrocarburos, tanto para la producción de combustibles y gases para el consumo como para la generación de energía eléctrica. En ese sentido, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación (MINEM) estima que en los últimos diez años (2006-2016) los hidrocarburos han contribuido en un 86% promedio a la producción de recursos destinados a la generación de energía (cualquiera sea su forma, es decir electricidad, combustibles fósiles, gas natural, carbón residual, biocombustibles, etc.), aunque con una tendencia decreciente en los últimos años explicada por el sesgo que están tomando tanto las inversiones públicas como privadas hacia fuentes de generación más limpias (las renovables), fenómeno que se hace evidente en nuestro país gracias a programas como el GENREN o, más recientemente, el RenovAR (con el que durante 2016 se adjudicaron por medio de licitación más de 2400 megavatios –MW– de potencia, principalmente en fuentes de generación eólica y solar).

La elevada dependencia de hidrocarburos observada en la matriz primaria de energía decanta, como resulta lógico, en la matriz secundaria y en la matriz eléctrica. Mientras la secundaria muestra la contribución de los productos energéticos (es decir, aquellos que resultan de transformar los recursos primarios o de utilizar las fuentes generadoras) en el consumo final de la economía, la eléctrica muestra la participación de las distintas fuentes de generación (térmica, hidroeléctrica, nuclear, renovable e importada) en el total de energía eléctrica producida o de potencia instalada existente. En Argentina, por ejemplo, las fuentes térmicas e hidroeléctricas, que dependen del combustible fósil para operar y generar energía, son las más representativas con contribuciones mayores al 60% y al 30% respectivamente.

En el primer apartado del presente documento se muestra cómo ha evolucionado la demanda de energía y la potencia instalada durante el período 2006-2016. Asimismo, se proyecta la evolución de la primera variable hasta 2025 haciendo uso del método econométrico (análisis de regresión). En el segundo apartado, en tanto, se aborda el tema de la inversión y se presenta una estimación del monto total requerido por el conjunto de proyectos que el sector tiene en carpeta. El trabajo concluye con algunas consideraciones finales.

Ver los gráficos, referencias y textos completos en el informe adjunto.
 



La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. No se deben tomar medidas en base a dicha información sin el debido asesoramiento profesional después de un estudio detallado de la situación en particular.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar