Global profiles of the fraudster 2016 | KPMG | AR

Perfiles globales del defraudador

Perfiles globales del defraudador

Una mirada a las personas que cometen fraude, los tipos de fraude que cometen y la manera en que los fraudes son detectados.

1000

Socia de Asesoría

KPMG Argentina

Contacto

Contenido relacionado

business-people-with-devilish

El fraude es un flagelo mundial que daña la reputación de las corporaciones, cuesta millones y arruina vidas. Sabemos que es una gran carga económica y moral en la sociedad, ¿pero sabemos cuál es el típicodefraudador? ¿Existen rasgos distintivos, características o comportamientos que nos ayuden a identificar a los individuos de una organización más propensos a perpetrar fraude? ¿Cómo están cometiendo el fraude y con quién? Y, quizás lo más importante, ¿hay alguna manera en la que podamos utilizar esta información para combatir el fraude? Este artículo hace una síntesis del tercer reporte global de KPMG que perfila a defraudadores en todo el mundo.

 

Este nuevo reporte, Perfiles globales del defraudador: La tecnología como habilitadora y los controles débiles alimentan al fraude, un seguimiento al informe de 2013, está basado en un cuestionario realizado a los profesionales de KPMG Forensic de todo el mundo sobre los detalles de los defraudadores que fueron investigados entre Marzo 2013 y Agosto 2015. La investigación frecuentemente incluyó una entrevista al defraudador, permitiendo así que KPMG generara un perfil detallado del perpetrador del fraude y del fraude cometido. El reporte está basado en el análisis de 750 defraudadores provenientes de 81 países. 

En esta encuesta, nuevas preguntas han sido añadidas para aprender más sobre los tipos de persona que cometen fraude, el tipo defraude que cometen y la manera en la que los fraudes son detectados. Losresultados muestran que la tecnología ha sido encontrada como un significante habilitador de los fraudes investigados (24 %); en contraste, la encuesta revela que la tecnología probablemente no esté siendo lo suficientemente utilizada para prevenir o detectar el fraude. 

 

Por ejemplo, demostró que el análisis proactivo de datos juega un rol sorprendentemente bajo en el combate contra el fraude, con tan sólo un 3 % de los defraudadores siendo detectados de esta manera. Otro hallazgo clave es que los sistemas débiles de controles internos permanecen como un importante factor de contribución para los fraudes, desde un 54% en 2013 a 61% en la reciente encuesta. 

 

Otros de nuestros descubrimientos indican que un defraudador típico:    

  •  Tiene entre 36 y 55 años (69 % de los defraudadores investigados).
  • Son predominantemente masculinos (79 %), con una proporción cada vez mayor de mujeres que asciende al 17 % en la actualidad, contra un 13 % en 2010.
  • Es una amenaza desde adentro (65 % son empleados de la compañía). 
  • Posee un cargo ejecutivo o directivo (35 %).
  • Es empleado en la organización desde hace al menos seis años (38%). 
  • Es descripto como autocrático (18 %), y son 3 veces más probable de ser considerados como amigables que de no serlo.
  • Es estimado, se describen a sí mismos como muy respetados en la organización.
  • Es probable que haya actuado en connivencia con otros (62 % de los fraudes, un poco más bajo en comparación al 70 % de la encuesta en 2013).
  • Están motivados por la ganancia personal (60 %), avaricia (36 %) y el sentido de “porque yo puedo” (27 %). 

 

La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. No se deben tomar medidas en base a dicha información sin el debido asesoramiento profesional después de un estudio detallado de la situación en particular.

Contáctenos

 

Solicitud de propuesta de servicios

 

Enviar